LIBROS-BULLYING-VP-2222.png

  • Editorial

    Editorial


11-10-2018 ¿AHORA SI VA EL MURO DE TRUMP?

El Partido Republicano ha sufrido un desgaste de acuerdo a lo que indican algunas encuestas. Mucho de esto se debe, seguramente, a la forma de gobernar (es un decir, como dice el Gil) de Donald Trump. Casi a diario abre la boca para decir algo políticamente inadecuado. Su última hazaña verbal fue decir que su hija Ivanka sería “dinamita” como embajadora de Estados Unidos en la ONU. El propio mandatario dijo que no la propone porque sería acusado de nepotismo. Tal vez jamás se sepa si dijo este para probar el ambiente ante una designación así o simplemente lo dijo porque fue lo primero que se le ocurrió (es lo más probable). Después de esto, presentó a una opción no tan buena en la figura de Dina Powell. Qué manera de figurar para Powell.

La última metida de pata de Trump fue insistir en el nombramiento de Brett Kavanaugh para la Suprema Corte de Justicia, luego de que fue acusado de ser un acosador sexual, una persona que no puede poner freno a sus instintos y de mentir al Senado. Finalmente, los republicanos tuvieron que elegir entre rechazar el nombramiento y debilitarse aún más o apoyar a Trump. En una decisión absolutamente partidaria sacaron adelante el nombramiento. Sin embargo, todo el proceso afectó las intenciones de voto del partido del magnate.

Según algunas encuestas, hay amplias posibilidades de que los republicanos logren retener por un pelín el Senado, pero en la Cámara de Representantes, que se cambia en su totalidad, hay altas posibilidades de que logre la mayoría el Partido Demócrata.

En este clima, el líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, anunció que presentará un proyecto de ley para financiar la totalidad del muro fronterizo. El proyecto buscaría ser aprobado lo más rápido posible ante la posibilidad de la pérdida de la mayoría. A nivel personal, McCarthy busca apoyo para sustituir a Paul Ryan como presidente de la Cámara cuando este último se retire de este puesto a final de año.

Como complemento, el gobierno federal anunció la anulación de 28 leyes ambientales para acelerar la construcción del muro en el sur de Texas. Por supuesto, el anuncio ha causado una gran conmoción en algunos condados, organizaciones ecologistas e históricas y propietarios privados que se verían afectados. Es casi seguro que la medida sea impugnada ante una corte federal. Finalmente, los republicanos se están uniendo alrededor de la desmesura de Trump no por amor, como diría Borges, sino por el espanto de retroceder en las preferencias electorales.

De darse las cosas como desea el habitante de la Casa Blanca, ¿qué hará el próximo presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO)?, ¿seguirá diciendo que el trato es cordial, que no se peleará con Trump a causa del muro?

¿Qué dirán los analistas que le reclamaban a Peña Nieto que no respondiera de forma airada y algunos que hasta pedían medidas más graves?

Bueno, siempre es una opción mirar hacia otro lado.

Descargas



send send

Comentarios



Blog

Editorial

Editorial

Editorial



Videos


bullying.jpeg

TV-ERH-PAG-GRR.png


Facebook



Twitter