LIBROS-BULLYING-VP-2222.png

  • Editorial

    Editorial


13-03-2018 ¿SE VA MANCERA A MORENA?

En muchos sentidos, Miguel Ángel Mancera Espinosa (MAME) es una incógnita. Como se recordará, había tres posibles candidatos para la candidatura a la Jefatura de Gobierno en el año 2012: Alejandra Barrales Magdaleno (ABM), Mario Delgado Carrillo (MDC) y el propio Mancera. De acuerdo con muchos analistas, este último personaje era el que tenía menos posibilidades de alcanzar la candidatura por sobre lo favoritos del PRD y de Marcelo Ebrard, a la sazón Jefe de Gobierno. Sin embargo, allá por el 6 de diciembre de 2011, López Obrador lo señaló como la mejor opción y los demás jugadores se plegaron al líder.

MAME hizo una campaña gris, pero sus contrincantes la hicieron peor y arrasó con la elección como nunca lo había hecho ningún candidato de izquierda. Este dato es curioso porque Mancera no es un hombre de izquierda, si acaso es un progre tibio. De cualquier manera, profundizó algunas de las libertades civiles que había dejado Ebrard. Ha sido un gobernante disciplinado y discreto, que ha evitado los dimes y diretes hasta donde le ha sido posible. Esto es un grave error en un país que ama los caudillos, los iluminados y los bravucones.

Su competencia con Ricardo Anaya Cortés (RAC) y Rafael Moreno Valle Rosas (RMVR) para ver quién era el candidato del Frente a la Presidencia no fue, en realidad, tal. Desde el principio se le vio distraído y poco empeñado, como si no le fuera su futuro político en ello. Cuando se anunció que buscaría ser senador se elevaron voces que clamaron que constitucionalmente estaba impedido para ello. Es evidente que el menos desde el PRI habría la intención de bajarlo de esa aspiración por medio de un recurso legal. En respuesta, declaró que, si hay cuestionamientos a su candidatura al Senado, esta quedaría nulificada[1], entonces ¿cuál es el futuro político de Mancera?

El asunto se ve complicado para MAME por varias razones. En primer lugar, se ve difícil que la opción que escogió (Anaya y el Frente) gane la elección; en segundo lugar, el regreso de Marcelo Ebrard Casaubón hace temer que ya en el poder AMLO, el ex jefe de Gobierno buscará venganza contra Mancera, quien necesitaría estar blindado.

Es en este contexto que se dio la declaración de ayer de MAME en el sentido de que no dejará su cargo si los partidos de la alianza PAN-PRD-MC no llevan más allá las cosas y firman un acuerdo que permita que continúe el Frente también en el gobierno.

Claro está que esta declaración no significa que MAME abandona el Frente, pero sí que está poniendo cierta distancia con relación a los otros liderazgos. Por cierto, Mancera nunca ha criticado a AMLO, a pesar de que este último lo ha atacado como parte de la “mafia en el poder”. Ya se sabe que, incluso ante quienes fueron muy críticos con él, en última instancia el tabasqueño los ha perdonado si hacen acto de contrición y se vuelven sus leales. No vaya a ser que, en una de esas, Mancera decida que el Frente no ha cumplido con sus expectativas y decida regresar con quien hace años lo destapó. Al menos, podría no intervenir en la elección capitalina o jugar a favor de ya Chávez quien.



[1] http://www.milenio.com/elecciones-mexico-2018/candidatura-cuestionamientos-mancera-senado-legalidad-tribunal_electoral-milenio_0_1136886314.html

Descargas



send send

Comentarios



Blog

Editorial

Editorial

Editorial



Videos


bullying.jpeg

TV-ERH-PAG-GRR.png


Facebook



Twitter