LIBROS-BULLYING-VP-2222.png

  • Editorial

    Editorial


06-12-2017 EL FRENTE DE SCHRÖDINGER

En una caja está guardado el Frente Ciudadano por México (FCM). En la misma caja hay un dispositivo denominado Anaya que en caso de detonar matará al Frente. Mientras, el citado acuerdo está vivo y a la vez muerto. ¿Suena conocido esto?

Esta paradoja se escenifica en la prensa desde hace algunos días. Algunos analistas predicen que el FCM está a punto de romperse, pero otros aseguran que se consolidará en los próximos días. Así, el Frente está vivo y está muerto. Los posibles integrantes del acuerdo también juegan a esto. El diputado Jesús Zambrano augura que la coalición está a unas horas de consolidarse, mientras, Dante Delgado hace una propuesta explsiva: que la candidatura presidencial sea para el PAN, es decir, para Ricardo Anaya, y la de la Ciudad de México para el PRD.

Pero los tiempos se acaban y la caja se abrirá pronto. El PRD sabe que corre el riesgo de volverse un partido intrascendente, ligero como el helio, si va solo con Miguel Ángel Mancera (MAM), a pesar de esto, organizó un evento en que todas las corrientes perredistas le dieron su apoyo al jefe de Gobierno para la candidatura a la Presidencia. Una encuesta publicada ayer en El Universal, casualmente le da la ventaja a MAM para convertirse en el candidato del multimencionado Frente. Una encuesta, o varias, no cambiarán la intención de Anaya de convertirse en candidato. La única posibilidad para que la coalición tripartidista sea viable es que Mancera y el PRD acepten ceder. Es difícil saber si lo harán.

En las últimas semanas, hay un PAN muy desgastado y un Ricardo Anaya con muchos problemas. La votación en la Cámara de Diputados por la Ley de Seguridad Interna demostró que ahí tampoco es un partido muy cohesionado, al igual que en la Cámara de Senadores. Además, algunos analistas aseguran que varios gobernadores panistas han tenido acercamientos con el PRI. Desde la designación de José Antonio Meade como candidato, los bonos del presidente panista han bajado. De hecho, los alargamientos en la toma de decisiones han debilitado tanto la idea del Frente, que ahora se habla de que la elección del 2018 será entre dos: Meade y AMLO. Un escenario así no le conviene a Anaya, vaya con el PAN o en coalición.

El FCM necesita tomar una decisión pronto, una decisión que lleve a un acuerdo en varios niveles. Pero también necesita algo más: los panistas y los perredistas deberán estar convencido de que sean quienes sean sus candidatos, azules, amarillos o naranjas, deberán votar por ellos. Las encuestas muestran que al día de hoy no es así, lo que significa que el acuerdo entre cúpulas no sólo está lleno de desconfianzas sino que además no ha permeado en las bases. ¿Cómo convencer a los ciudadanos sin partido de que son la mejor opción si los mismos integrantes del Frente no lo creen.

Si el PAN y el PRD van sin alianza, irán como partidos derrotados de antemano, tendrán que trabajar mucho para ser competitivos.

 

 

Descargas



send send

Comentarios

Inicio



Blog

Editorial

Editorial

Editorial



Videos


IMER_TV_PEREZGROVAS.png

TV-ERH-PAG-GRR.png


Facebook



Twitter