LIBROS-BULLYING-VP-2222.png

  • Plumas invitadas

    Plumas invitadas


16-06-2017 Gran Bretaña trae consigo la negra

Por Mónica Uribe

Desde la malhadada idea de sacar al Reino Unido de la Unión Europea - mediante el famoso referéndum del 23 de junio de 2016, el Brexit, pues -  parece que en Londres, concretamente en 10 Downing Street no ven su suerte. La reina Isabel, a sus noventa y un años, permanece incólume, pero lo cierto es que entre atentados terroristas y accidentes, los británicos han ido de tragedia en tragedia aún antes de la ocurrencia de David Cameron, el ex primer ministro conservador, de llamar a un referéndum para definir la permanencia o no del Reino Unido en la UE; y para su mal cálculo (y suerte) salieron a votar los euroescépticos de todas las ideologías, especialmente los hiperconservadores nacionalistas del UKIP (United Kingdom Independence Party), mientras que los laboristas y liberales, por alguna razón misteriosa, se quedaron en sus casas.

El último incidente fue el pasado martes 13 de junio, con el incendio de la torre Grenfell en el poniente de Londres, una torre habitacional de 24 pisos y con 102 departamentos. Ahora mismo no queda más que la estructura chamuscada; el saldo es de doce muertos, pero los bomberos y rescatistas sospechan que aún hay más personas muertas entre los escombros. El problema para el gobierno de Theresa May (be), además del tema de seguridad, es que su jefe de gabinete, Gavin Barwell, fue ministro de vivienda y tuvo conocimiento del peligro que suponía no dar el debido mantenimiento a torres habitacionales para evitar incendios y otros accidentes … El caso es que, tras las elecciones del 9 de junio, donde las conservadores se quedaron con apenas 318 escaños de los 326 necesarios para formar mayoría de gobierno, frente a los 261 de los laboristas, el gobierno de Theresa May ha quedado sumamente endeble, y en general, los conservadores están en la cuerda floja por el tema de seguridad. Es más, dependen de los votos de los 61 legisladores de los partidos minoritarios para formar mayoría ….

Por lo que toca a los actos terroristas, desde 2013, la racha no ha cesado. En abril, un ultraderechista ucraniano asesinó a un anciano musulmán que volvía de la mezquita a su casa en Birmingham. Al mes siguiente, en Londres fue asesinado un soldado británico en Londres. Los siguientes actos de terrorismo, básicamente por diferencias religiosas, ocurrieron en Irlanda del Norte. En octubre de 2013, disidentes del IRA (Irish Republican Army) asesinaron a un súbdito católico en Belfast. Dos días después, otro ciudadano murió en Londonderry a manos del IRA. A principios de 2015, un hombre fue asesinado en Balleymoney, pequeña ciudad al norte del Ulster.

El asesinato perpetrado por ultraderechistas más sonado fue en junio de 2016, una semana antes del referéndum, cuando la diputada laborista Jo Cox fue asesinada en Birstall, en el norte de Inglaterra, a manos de un fanático de ultraderecha. En ese momento se pensó que los laboristas y liberales en general saldrían a votar con más interés, pero resulta que los euroescépticos y ultraderechistas no dejaron pasar la oportunidad y de ahí el resultado para la salida de la Unión Europea, que ni siquiera el primer ministro David Cameron quería. Mala decisión que le costó el cargo y fue reemplazado por Theresa May, cuyo desempeño ha dejado bastante que desear en varios temas, especialmente en que se le percibe como sojuzgada por Donald Trump. Además, May ha tenido que hacer frente a los tres últimos atentados en el Reino Unido, los cuales sí son responsabilidad de musulmanes radicales. El primero, ocurrió el 22 de marzo de este año, cuando un terrorista arrolló a varias personas a las afueras del Parlamento en Londres, murieron seis personas, entre ellas, el policía que intentó detener al asesino. Dos meses más tarde, esta vez en Manchester, un terrorista suicida hizo estallar su carga explosiva al término de un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande en el estadio Manchester Arena. Las víctimas fueron principalmente niños y adolescentes. Menos de dos semanas más tarde, y una semana antes de las elecciones anticipadas, siete personas fallecieron y 48 resultaron heridas, 21 graves, después de que tres terroristas atropellaran a veinte peatones en el Puente de Londres y apuñalaran a varias personas en el cercano Borough Market, en un acto de microterrorismo bastante poco controlable.

Lo peor es que la primera Ministra Theresa May (be) ha mostrado poca agudeza política. No había necesidad de convocar a elecciones adelantadas. Creyó que los resultados le favorecerían, sin darse cuenta que el mal manejo del Brexit y su cercanía con Donald Trump le iban a jugar en contra en la elección. Las elecciones del 9 de junio mostraron la fragilidad del gobierno conservador. Pues bien, la endeblez se ve agravada porque Gavin Barwell, hoy jefe de gabinete, fue uno más de la serie de ministros de vivienda que hicieron caso omiso de un estudio que desde hace cuatro años advertía sobre el peligro de las torres tipo la de Grenfell con respecto a la posibilidad de un incendio y sus consecuencias, ya que la regulación habitacional era deficiente. Grenfell que fue ministro de vivienda y planeación de 2016 a 2017, prometió  - según expresaron parlamentarios laborista al periódico británico The Guardian - revisar el apartado B de la regulación de vivienda de 2010, lo que nunca hizo mientras ocupó el cargo, hasta el 10 de junio, tres días antes de la tragedia.

Por lo pronto, se sabe que hay doce fallecidos, 78 heridos que han sido canalizados a seis hospitales, de los cuales, 34 permanecen en el hospital y 18 están en estado crítico. Los bomberos rescataron a 65 personas, otros salieron por su propio pie, e incluso una señora aventó a su hijo de meses desde un décimo piso para salvarlo. Afortunadamente, cayó el bebé en brazos de una persona y está sano y salvo.

El falso populismo de Theresa May la está llevando a perder no sólo la mayoría parlamentaria, sino el apoyo popular. Errores en materia de seguridad: los organismos de inteligencia no han sido suficientes para atajar los ataques terroristas. Tampoco las políticas de vivienda, ni sociales en general, han sido las adecuadas. Para muestra un botón: el incendio de la Torre Grenfell. Jeremy Corbyn, los laboristas y la oposición tienen una oportunidad de oro. Parece factible que Theresa May se encamina a la renuncia, carece de apoyos internos y su principal valedor, Donald Trump, se halla en problemas. De verdad que los británicos no están en su mejor etapa histórica.

 

Descargas



send send

Comentarios

Inicio



Blog

Plumas invitadas

Plumas invitadas

En este espacio aparecerán artículos firmados por colaboradores ajenos al GRR quienes aportan su conocimiento y sus letras para enriquecer la información de este portal



Videos


IMER_TV_PEREZGROVAS.png

TV-ERH-PAG-GRR.png


Facebook



Twitter