LIBROS-BULLYING-VP-2222.png


Cultura

  • CeroCeroCero, de Roberto Saviano
    CeroCeroCero, de Roberto Saviano

    Desde la aparición de Gomorra hace ya ocho años, el escritor napolitano Roberto Saviano se convirtió en uno de los autores más leídos en el mundo. En el libro -con más de dos millones de copias vendidas- se describe a detalle la forma en que opera la Camorra (mafia) italiana.

     

    El libro provocó una reapertura del debate sobre el crimen organizado en Italia y valió a Saviano amenazas de muerte de las familias camorristas. El Ministerio del Interior italiano proporciona una escolta permanente al escritor.

     

    No obstante, y pese al riesgo que corre su integridad, Saviano ha continuado con la misma línea de investigación. Hace unos meses se publicó en español su libro CeroCeroCero cómo la cocaína gobierna el mundo, donde explora la forma en que las mafias colombianas y mexicanas echaron los cimientos para dominar el negocio de la cocaína a nivel mundial. 

     

    El libro resulta una guía fundamental para quienes desconocen la historia de narcotráfico en nuestro país, o la biografía de capos como el colombiano Pablo Escobar. En cambio, si el lector ya tiene algunas nociones de dichos temas, CeroCeroCero se lee con el gusto de una novela policiaca de esas donde resultan algunas cosas predecibles.

     

    A Roberto Saviano lo ha protegido tanto la CIA que sus textos tienen un tufillo a oficialismo gringo. Su investigación periodística es mejor que su estilo narrativo, aunque ambos tienen suficiencia de recursos. El pero es que profundiza bien en América Latina y Europa. pero cuando habla de Estados Unidos parece que leemos un comunicado oficial de la Casa Blanca. 

     

    Para Saviano, vale mucho la pena entender los tejes y manejes de la corrupción en Italia, México y Colombia, por ejemplo; pero no existe cuestionamiento de la política antidrogas de los gringos, mucho menos investigación que profundice al respecto.

     

    Tal parece que CeroCeroCero está llamado a convertirse en otro éxito de ventas pero sólo el tiempo dirá si se convierte en un clásico del periodismo, como ya lo es Gomorra.

  • 1,200 MILLONES DE AÑOS PREPARANDONOS PARA EL PARTIDO MÉXICO-HOLANDA ¡PARA PERDER!
    1,200 MILLONES DE AÑOS PREPARANDONOS PARA EL PARTIDO MÉXICO-HOLANDA ¡PARA PERDER!

    La real y verdadera historia del futbol, comenzó hace más o menos 1,200 millones de años.... no, no vaya usted a creer que existían delanteros y porteros entre los microorganismos unicelulares del Precámbrico, ni mucho menos existía la FIFA, para vender los derechos de transmisión de las competencias en aquel seminal caldo de cultivo. Para nada; lo que sucedió hace esos 1,200 millones de años es que las fibras musculares se comenzaron a organizar de una manera muy eficaz, que se conoce en biología como la "túnica muscular", y que desde entonces se dieron las primeras condiciones para llegar hoy (aunque sea por cuatro partidos) a Brasil 2014.

     

    Esto es, las fibras musculares sabiamente descubrieron que acomodándose una tras otra en forma de anillos podían formar un tubo capaz de contraerse, dilatarse y hasta rotar o dar de vueltas. Con este innovador mecanismo, que seguramente fue considerado el último grito de la época, la posibilidad de avanzar se fue volviendo posible. Así, esta túnica o tubo muscular se estiraba de la punta y el resto se desplazaba hacia adelante, como si se tratara de una onda. Y aunque a usted le resulte un poquito desagradable, debo decirle que nuestra capacidad de locomoción y movimiento, y por ende la de todos los aguerridos futbolistas, deriva de este mecanismo empleado hasta la fecha por otros de nuestros antepasados: los gusanos y… queridos humanos no se ofendan, ni pidan las sales, ni les vaya a dar el soponcio ya que efectivamente, los hombres descendemos también de los gusanos (unos más que otros) y a mucha honra.

     

    En el interior del tubo muscular se acomodó, a lo largo de él, otro tubo: el digestivo. En la parte anterior aparecieron los rudimentarios órganos de los sentidos que guiaban hacia donde se debía de avanzar para conseguir el alimento. Para mayor asombro diré también que este tubo muscular aparece en el árbol genealógico de nuestros esforzados intestinos, ya que al llegar el alimento este tenía que ser transportado al interior del cuerpo a través de movimientos  peristálticos, igualitos que los que diariamente realiza nuestro intestino al terminar de comer.

     

    Como vemos, el diseño de tal túnica muscular resulto tan eficiente que ha llegado hasta nuestros días y todos los mamíferos disfrutamos de él. Claro, actualmente, a través de la médula espinal y de los nervios, que son los emisarios mas distinguidos del cerebro, llegan las órdenes al tubo digestivo y se realizan las operaciones pertinentes que nos permiten entre otras cosas ir todos los días al baño.

     

    Pero, a pesar de tan perfecto dispositivo para avanzar, el gran diseñador seguramente aun estaba insatisfecho, ya que a pesar de tal esfuerzo resultaba imposible con esas rudimetarias estructuras ¡jugar futbol!, y se paso la friolera de 400 millones de años corrigiendo, diseñando y creando el nuevo modelito de locomoción que fue lanzado con bombos y platillos para posibilitar el clavado de Arjen Robben en este 2014. Aunque México no esté ya en la jugada, el diseño corporal de cada uno de los jugadores del mundo activado siempre por nuestro maravilloso cerebro nos está dando una demostración más de asombrosa perfección. 

  • Transcendence
    Transcendence

    “Joseph Tagger: ¿Puedes probar que tienes consciencia propia?

    PINN (supercomputadora “pensante”): ¿Puede probarlo usted?”

     

    Debo confesar que la idea de ver Trascender (Transcendence, 2014) no me resultaba atractiva. ¿Ver a Johnny Depp haciendo otra vez el papel de Jack Sparrow, como lo ha hecho en sus últimas cintas, y a Morgan Freeman haciendo de Morgan Freeman en un churro de ciencia ficción con un argumento trillado? En fin, todo sea por la pasión por el cine, me dije.

     

    Pues resulta que me gustó la película. Fue más de lo que esperaba. La cinta es fresca y a pesar de que aborda uno de los temas recurrentes de la ciencia ficción (¿hay alguno que a estas alturas no lo sea?), el desarrollo supo sacarle provecho.

     

    Y sí, en efecto, Depp tuvo un poco de Jack Sparrow (ese hablar arrastrando las palabras, la imagen de estar medio ebrio, etc.), pero le sentó bien al papel del doctor Will Caster. Y Morgan Freeman como el doctor Joseph Tagger también fue siempre Morgan Freeman, afortunadamente su papel fue simbólico y pudo haberlo hecho cualquiera. 

     

    Bien por Rebeca Hall (Iron Man 3, Lay the favorite, The town) como Evelyn Caster, la esposa doliente, pero con una mente brillante. Bien por Paul Bettany (protagonista de churros como El Código Da Vinci, Legión, Wimbledon, pero buen actor) en el papel del mejor amigo de la pareja Caster, el doctor Max Waters. Kate Mara (conocida por su participación en el gustado churro House of Cards y American Horror Story) también bien, en el papel de la desalmada Bree. Cillian Murphy totalmente desperdiciado.

     

    Will Caster es un científico especializado en inteligencia artificial. Trata de crear una entidad que sea más inteligente “que todos los seres humanos” que ha habido en la historia. Bree es la líder de un grupo fanático que supone que los seres humanos somos lo más maravilloso que ha existido y somos algo así como la obra mayúscula de Dios (así de cursi). Por supuesto, cree que Caster usurpa la tarea de Dios y pone en peligro a la humanidad. 

     

    Para detener a Caster, un miembro del grupo, interpretado por el irreconocible Lukas Haas, le dispara. Agónico Caster, su esposa Evelyn, con la ayuda de Max, lo “carga” a la memoria de PINN. Aquí empieza la verdadera historia. 

     

    La cinta, dirigida por Wally Pfister en su debut como director, resulta entretenida y sugerente, pero seguramente más allá del espectador promedio. No se trata de una película en la que una voraz inteligencia trata de dominar al mundo, se trata de la otredad, de lo que nos hace humanos. ¿Qué tan humana es una máquina que siente respeto y compasión? ¿Qué tan humana es una persona que repudia a los otros, a los que son distintos?

     

    Recomendable.

  • Hacienda Coahuixtla
    Hacienda Coahuixtla

    Si te gustan los lugares históricos, no dejes de visitar la Hacienda Coahuixtla, ubicada en Cuautla, Morelos. Aquí, a grandes rasgos, parte de su historia.

     

     

    Su origen data de Siglo XV. Inicialmente se fundó un trapiche rudimentario a cargo de frailes dominicos; posteriormente es vendida a Francisco de Rivas, un hacendado muy importante en esa época. Para entonces la hacienda comienza a expandir su territorio. Para el Siglo XVIII la propiedad pasa por etapas muy importantes y es comprada por un español, quien hace crecer la producción de azúcar, debido a la maquinaria moderna que adquirió en el extranjero, cabe destacar que en ese momento contaba con 512 trabajadores.

     

     

    Para 1887, la hacienda era considerada uno de los ingenios más importantes del país y el primero por su maquinaria, su magnitud era tal que contaba también con una fábrica de aguardiente. Cuando se pudo usar el ferrocarril, durante el gobierno de Porfirio Díaz, el lugar aumentó su valor.

     

     

    Pero como todo tiene un principio y un fin, en 1913, durante la época revolucionaria, las tierras de la hacienda fueron de las primeras en ser afectadas por el reparto agrario, por lo que fue dividida en 12 ejidos, quedándole al casco de la Hacienda de San Antonio tan sólo 73 hectáreas.

     

     

    Posteriormente, Victoriano Huerta encarcela a varios hacendados, entre ellos al dueño de Coahuixtla, por lo que los ingenios permanecieron cerrados. Sin embargo, Emiliano Zapata no estaba de acuerdo con la decisión e hizo que continuaran funcionando varios de los ingenios cerrados.

     

     

    Actualmente, la hacienda conserva sólo seis hectáreas y está a cargo de los comuneros de este lugar. Se pueden apreciar cinco diferentes zonas que conforman el lugar: el ingenio, la casa grande, la fábrica de aguardiente y tienda de raya, los talleres, establos, caballeriza, etc.

     

    Por lo que les recomiendo que vayan con ropa cómoda, para disfrutar de este paseo interesante y, si te agrada la fotografía, no dejes de llevar tu cámara, ya que podrás tomar fotos de ese lugar que guarda tantas historias.

     

  • Barras bravas (documental)
    Barras bravas (documental)

    Te dejamos este documental imperdible sobre la historia y la forma como se fueron encumbrando las barras de aficionados hasta convertirse en verdaderos grupos de poder en el futbol:

     

     

  • Qué dice el I Ching del partido México vs Croacia
    Qué dice el I Ching del partido México vs Croacia

    El presente es: ䷦ - 蹇 Chien / El Impedimento

    Sobre la montaña se encuentra el agua: la imagen del impedimento. Así el noble se orienta hacia su propia persona y va formando su carácter.

    El Impedimento. Es propicio el Sudoeste. No es propicio el Nordeste. Es propicio ver al gran hombre. La perseverancia trae ventura.

     

    Lo(s) cambio(s)

     

    Seis en el cuarto puesto significa:

    Ir conduce a impedimentos, venir conduce a la unión.

     

    Nueve en el quinto puesto significa:

    En medio de los mayores impedimentos acuden amigos.

     

     

    El futuro es: ䷽ - 小過 Hsiao Kuo / La Preponderancia de lo Pequeño

    Sobre la montaña está el trueno: la imagen de La Preponderancia de lo Pequeño. Así el noble, en su conducta da preponderancia a la veneración. En casos de duelo da preponderancia al duelo. En sus gastos da preponderancia a la economía.

    Preponderancia de lo Pequeño. Éxito. Es propicia la perseverancia. Pueden hacerse cosas pequeñas, no deben hacerse cosas grandes. El pájaro volador trae el mensaje: no es bueno aspirar hacia lo alto, es bueno permanecer abajo. ¡Gran ventura!

  • Guillermo Ochoa y su super ojo
    Guillermo Ochoa y su super ojo

    Guillermo Ochoa, el triunfador indiscutible del juego México-Brasil, tiene, aunque algunos lo duden o discutan, un supercerebro. Veamos.

     

    Si Supermán fuera jugador de alguna de las selecciones del mundial Brasil 2014, tendría obviamente superventajas frente a sus adversarios. Tendría supervelocidad y anotaría goles a la velocidad del rayo. Además, su superoído le permitiría escuchar la fricción del balón contra el aire y saber precisamente la dirección de su vuelo. Y desde luego usaría la supervisión para no perder el menor de los detalles en cada una de las jugadas y responder en consecuencia. Pero, bueno, afortunadamente Supermán no existe, ni pertenece a la selección de ningún país por expansionista o rico que sea. Y lo mejor: los cerebros humanos son más que suficientes para ordenar ejecuciones deslumbrantes dentro o fuera de la cancha, como lo probó nuestra selección hace unos días. Sin duda, una de las capacidades humanas que más asombra (y de la que hizo gala nuestro portero) es la visión. En la percepción de la luz, más que en ningún otro sentido, encontramos los humanos la información decisiva para conocer nuestro entorno y manejarlo. Nuestros ojos al frente de nuestro rostro están más y mejor desarrollado que los del resto de nuestros compañeros de planeta, aunque ellos tengan otras facultades de las que nosotros carecemos. Se justifica, entonces, afirmar que la visión es para nuestra especie, el supersentido.

     

    Cuando vemos una escena formamos una impresión de lo que nos rodea gracias a la forma como la luz es absorbida o reflejada por los objetos, sin embargo, la luz que vemos forma parte de un amplio espectro de ondas electromagnéticas. Nuestros ojos, con todo y ser maravillosos, solo pueden detectar o percibir ciertas longitudes de onda de esa gran variedad. A pesar de ello nos la hemos ingeniado para construir máquinas que respondan a esas longitudes de onda invisibles para nuestros receptores. Y así existen los detectores de infrarrojo, de rayos x o gama, o de microondas, que nos sirven como extensiones o amplificadores de nuestra capacidad visual. Sin embargo, en un juego de futbol, al menos hasta que se decida lo contrario, no se pueden emplear aditamentos electrónicos que auxilien en su ejecución a los equipos. Pero a nuestros supercerebros eso casi les tiene sin cuidado.

     

    La habilidad principal del cerebro consiste en transformar esa información de brillantez u opacidad y de longitudes de onda de luz, en algo realmente impresionante: una imagen tridimensional y multicolor. Pero este proceso, requiere de un poderoso sistema de transducción o procesamiento de estímulos... lo que entra a nuestros ojos es simplemente luz, que empleamos como materia prima del producto terminado del cerebro: la imagen.

     

    Con esta percepción visual el cuerpo de Guillermo Ochoa, su mano, sus piernas y todo él pudo evadir los goles y su coordinación visomotriz fue impecable.  Así, que cuando vea a la selección nacional jugando, recuerde que, pierda o gane, está empleando, y le está haciendo usar a usted un supersentido...  solo por eso y sin que sean héroes de comics, podemos afirmar que en el planeta Tierra viven casi siete mil millones de superhéroes, los superdotados de la visión, ¡una verdadera inflación!.

  • Al mejor postor
    Al mejor postor

    “Todo puede falsificarse. La alegría, el dolor, 

    el odio, la enfermedad, la recuperación… 

    hasta el amor.”

    Billy Whistler

     

    Estrenada el pasado 13 de junio, Al mejor postor (La migliore ofertta) de Giuseppe Tornatore (conocido por Cinema Paradiso, Maléna y Baaria) nos construye una historia alrededor de Virgil Oldman, un experto en arte, tasador y agente de subastas, quien desprecia a sus congéneres y teme y desconfía de las mujeres. 

     

    Su única ilusión son los cuadros de cualquier época que retraten mujeres. Los atesora y es capaz de hacer trampas para obtenerlos, para lo cual se ayuda en su cómplice Billy Whistler (Donald Sutherland, quien tiene una larguísima y brillante carrera).

     

    El personaje de Virgil está brillantemente construido por Geoffrey Rush (El discurso del Rey, Ladrona de libros y de la insoportable saga de los Piratas del Caribe), aunque a veces da la impresión de que su papel es intercambiable por el que llevó a cabo en El discurso del Rey. Sutherland suele ser un actor solvente y en esta cinta va de menos a más. Jim Sturgess (el inolvidable Jude en Across the Universe) en el papel del hombre que arregla todo y conquista cualquier mujer resulta divertido y encantador.

     

    Virgil pasa por la vida tasando obras de arte y aprovechando cualquier situación que se le presente para hacerse de alguna obra. Es un solitario por elección, como todos los misántropos que se respetan. En este sentido, no tiene ningún vínculo real e íntimo con otra persona. Su socio Billy no es su amigo, es apenas alguien que le sirve. Su único placer es el arte y sus “mujeres”.

     

    Un día conoce a la indescifrable Claire Ibbetson (Sylvia Hoeks), quien le propone tasar las obras de arte de su familia. Ella es misteriosa, inasible y sufre de agorafobia. A partir de esta relación, el mundo de Virgil cambia para siempre.

     

    La puesta en escena de esta película es espléndida, el argumento interesante y la construcción de personajes que realizan Rush, Sutherland y Sturgess bien hecha. De las mujeres no podemos decir lo mismo, excepto de Kiruna Stamell, quien hace el papel de una mujer que se dedica a hacer cálculos todo el día.

     

    Sin embargo, Tornatore se engolosina con la historia y la hace repetitiva y fácilmente previsible. Esto le quita la mitad de su encanto. En fin, hasta una película fallida de Tornatore resulta mejor que muchas cintas hollywoodenses.

     

    Recomendable.

  • Vivir duele y el futbol también
    Vivir duele y el futbol también

    A partir de esta semana comienza el mundial de Brasil 2014 y por si alguna pena nos faltara, comienza también para millones de aficionados en México y en el mundo la fiesta del dolor. Dolor físico para muchos jugadores, dolor emocional para los fans que verán perder a su equipo (cualquiera que este sea, no sólo México); en fin, para los que les gusta este deporte se avecina un mes lleno de angustias, de algunos pequeños ratos felices (cuando se produce el ansiado gol) y mucha presión y hasta depresión.

     

    Durante los mundiales de futbol aumenta significativamente la violencia familiar en los hogares de todo el mundo, especialmente en los paises europeos y americanos. Los aficionados están tensos, nerviosos, hasta desesperados y la violencia se desata más fácilmente, fenómeno lamentable.

     

     

    Los humanos no tenemos remedio....en la familia, en la sociedad, en el trabajo, en las diversiones y también en las justas mundiales no podemos dejar de ser agresivos. Y como botón de muestra, todo lo que ha sucedido en la historia del futbol mundial: que si le metió una zancadilla, que si le escupió un ojo, que si le fracturó la pierna, que si se dieron casi, casi de trompones. Total, que además de los sufrimientos que trae consigo la propia vida y la competencia nos encargamos entre todos de hacernos la existencia más pesada y dolorosa de lo que es. Prepárense, pues, para este mes lleno de emociones fuertes.

     

     

    El dolor es compañero inseparable de los seres vivos. Lo más curioso es que se ha descubierto que en el cerebro de los mamíferos se producen unas maravillosas sustancias, las llamadas endorfinas, que inhiben o al menos aminoran el dolor de nuestros cuerpos. Haga usted de cuenta que tuviéramos nuestra propia fábrica de aspirina o morfina dentro de nosotros mismos. Hacer ejercicio, jugar futbol, comer chocolates, oir música o tener sexo genera un aumento de estas sustancias placenteras.

     

     

    Ahora bien, el dolor, más allá de consideraciones masoquistas o filosóficas, cumple una función muy importante en el organismo. El dolor es una señal de alarma de nuestro ser para evitar daños mayores.

     

     

    Cuando a un mediocampista le dan una patada y siente que literalmente su pierna se quiebra de dolor, tal sensación tiene el cometido de alertarlo sobre la necesidad de atención y cuidado hacia su extremidad inferior y lo obliga sin más pretextos a mantenerse determinado tiempo en reposo o inmovilizado. Recordemos el reciente caso Montes y su imposibilidad de asistir al Mundial.

     

     

    Así que trágicamente el dolor es muy importante en nuestras vidas, nos guía y protege  ¡aunque nos duela! Digamos que el 99.9% de las veces que consultamos a un doctor y atendemos nuestra salud es porque algo nos duele. Sin esta llamada de atención no nos daríamos cuenta de que algo anda mal en nuestro cuerpo. Además, hay notables diferencias individuales y cada quien percibe los dolores de diferente manera y con distintas intensidades.

     

     

    Lo más terrible es que el dolor, agudo, crónico o lacerante es indescriptible, invisible, inmanente. Los médicos se guían por las descripciones que hacemos de ellos, más o menos afortunadas, pero definitivamente es imposible mostrar nuestros dolores de una manera perfecta, explicita o completa. Somos incapaces de transmitir nisiquiera de una manera aproximada lo que estamos sintiendo. El dolor es, por tanto, abstracto, personal, privado e intransferible.

     

     

    En todo, absolutamente todo nuestro organismo existen puertas de acceso o entradas a las vías del dolor gracias a nuestro sistema nervioso. Cuando alguna parte de nuestro cuerpo es lastimado o está enfermo, diversas clases de nervios y receptores de dolor son activados e inmediatamente una sensación viaja a través de fibras nerviosas para informarnos del peligro. Desde el dolor al que reaccionamos instantaneamente cuando nos quemamos con una flama (en un acto reflejo que se procesa a nivel de nuestra médula), hasta el complejísimo dolor que integramos a nivel cerebral y que se produce al experimentar una fractura, una contusión o un daño interno.

     

     

    En Brasil 2014 habrá mucho dolor, aunque muchos apasionados de este juego dicen que se trata de un “dolor sabroso”, lleno de esperanza, pasión e intensidad. Mejor preparémonos para ello.

     

     

    Total que a la mejor tenía razón el depresivo Dostoievski cuando decía: " El hombre ama la vida, que es dolor y angustia, porque ama la angustia y el dolor", creo que tenía mucha razón.

     

  • Noches Bohemias en la SACM
    Noches Bohemias en la SACM

    Si eres de los que les gusta la bohemia, no dejes de visitar el Centro Cultural Roberto Cantoral. Es un espacio para la cultura y el entretenimiento, creado por la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), para la presentación, promoción y desarrollo de la música y otras actividades culturales.

     

     

    Un ejemplo de ello, fue la presentación de tres reconocidos cantautores: José María Napoleón,  Jorge Massías y Álvaro Dávila, quienes el viernes 6 deleitaron al público con sus éxitos,.

     

     

    Lo interesante de La Bohemia es que los compositores cuentan cómo fue que empezaron sus carreras, cuáles han sido sus éxitos, sus sentimientos y emociones y por supuesto sus anécdotas o lo que provocó que escribieran tal canción.

     

     

    En este caso Napoleón platicó sus vivencias de cuando compuso las canciones Eres, Hombre, Vive, con la que ganó el Festival OTI. Por su parte Álvaro Dávila también canto y recordó cómo llegó a componer canciones como La Culpable, Amarrado, etc. Y qué decir de Jorge Massías, quién es autor de canciones como Con la misma piedra, que hiciera muy famosa Julio Iglesias o Nube viajera con Alejandro Fernández, sólo por mencionar algunas.

     

     

    Cabe destacar que continuamente hacen eventos artísticos, por ejemplo para festejar el Aniversario del Centro se presentó Lila Downs, así que no dudes en consultar la cartelera para ver quienes se presentarán próximamente.

     

     

    La ubicación  de la Sala Telefónica Centro Cultural Roberto Cantoral, es en Puente Xoco puerta A Col. Xoco, Benito Juárez. Teléfono: 56 88 24 76

     

    Este es el link: www.salatelefonica.com/

     



Videos


bullying.jpeg

TV-ERH-PAG-GRR.png


Facebook



Twitter