LIBROS-BULLYING-VP-2222.png


Cultura

  • Museo de madera
    Museo de madera

    Si eres amante de las antigüedades y no tienes plan para el fin de semana, visita el Museo Casa de Madera en Tenango del Aire, Edomex, el cual se encuentra a 40 Km., de distancia del DF.

     

    Es un museo de nostalgia donde podrás experimentar la sensación de entrar a un mundo donde el tiempo se detuvo. Cuenta con una colección que reúne objetos decorativos, documentos y arte contemporáneo, abarcando diversos temas históricos y de la cultura popular. 

     

    Este museo es considerado como la segunda colección más importante de artes aplicadas a nivel nacional, cuenta con 30 salas.

     

    Que te parece visitar una típica botica o una cantina de la época del cine de oro mexicano y que decir de una recámara acondicionada de los años 20 u objetos revolucionarios, fonógrafos de la época de Thomas Alva Edison, algunas cartas del Emperador Maximiliano, en fin el recorrido es muy interesante.

     

    Cabe mencionar que los sábados realizan noches bohemias, cuentan con servicio de hospedaje  y servicio de buffete.

     

    Los precios son bastante accesibles, la entrada tiene un costo de $30.

  • Paraíso: Amor
    Paraíso: Amor

    “La búsqueda del amor no conoce fronteras”

     

     

    Esta cinta es parte de la trilogía Paraíso  (Paraíso: Fe, 2012, y Paraíso: Esperanza, 2013),  del director austriaco Ulrich Seidl, quién obtuvo el Gran Premio del Jurado en 2001 en el Festival de Venecia por su película Hundstage “Días de canícula”; en 2007 filmó Import/Export, entre otras. 

    En Paraíso: Amor, Seidl nos presenta un paraíso terrenal en playas africanas de Kenia (la fotografía es muy buena). Teresa es una mujer madura, austriaca, madre soltera, quien por recomendación de una amiga va en busca del “amor”  a estas playas. La característica del lugar es que jóvenes negros venden su compañía a las turistas, en su mayoría europeas. El grupo con el que viaja Teresa es recibido al llegar al hotel al son de “hakuna matata”.

    Teresa muestra una gran falta de afecto, por lo que su autoestima es muy baja; ella busca que la amen, que la acepten tal y como es porque sufre sobrepeso y se siente “fea y vieja”. Su primer encuentro “amoroso” es con un joven llamado Gabriel, de quien huye despavorida. Luego, conoce a Munga un joven que al parecer la flechó y la trata como ella quiere.

    Munga, como era de esperarse, le pide dinero a cambio de “amor”; ella se convence de que el chico la quiere, pero al no poder darle lo que pide, lo pierde. El desamor que enfrenta esta mujer, el abismo en el que se hunde cada vez más, está enmarcado en un entorno espectacular. 

    La película es un poco lenta, pero la trama es interesante. Recomendable. 

    Se exhibe en la Cineteca Nacional (Av. México Coyoacán 389, Col. Xoco)

     

  • La Bicicleta Verde
    La Bicicleta Verde

    “La voz de una mujer es su desnudez. “

    Por supuesto, es meritorio que La Bicicleta Verde (Wadja, originalmente) sea la primera película filmada por una mujer en Arabia Saudita, en este caso por Haifaa Al Mansour. Recuérdese que las salas de cine en ese país son escasas y tienen poco tiempo de haber abierto. Sin embargo, todo esto sólo constituye una parte a tomar en cuenta a la hora de evaluar la película.

    La historia de la película es sencilla: una niña de diez años, Wadja, desea una bicicleta, en específico una de color verde. Para juntar el dinero para comprarla recurre a vender brazaletes con los colores de los equipos árabes a sus compañeras del colegio de niñas, en donde una implacable señorita o señora Hussa, la directora del colegio, les recuerda machaconamente  las limitaciones que tiene una mujer en su país.

    La vida cotidiana de Wadja trascurre entre el colegio, los juegos inocentes con su amigo Abdullah, las desgracias de su madre y el alejamiento de su padre. Waad Mohammed en el papel de Wadja está divertida, inocente y convincente. El filme fue hecho con poco presupuesto, como se nota en cada parte, pero con cierta habilidad en la dirección y con muchas ganas por los actores.

    Sin embargo, es una película lenta, a ratos demasiado lenta, reiterativa y con cierto toque proccidental. Hay que tener paciencia para verla y ser comprensivo con el potencial de la directora y de algunos de los actores.

    Esta cinta fue estrenada en las salas comerciales el pasado 25 de abril. A pesar de todo, vale la pena verla, al menos para asomarse a la cotidianidad de un país tan alejado del nuestro en muchos aspectos y tan cercano en otros.

    Recomendable para una tarde de sábado, pero rápido porque difícilmente durará en exhibición.

  • Bailarina mexicana triunfa en Cuba
    Bailarina mexicana triunfa en Cuba

    El día de ayer, la joven bailarina mexicana, Paulina Guraieb, se alzó con el décimo segundo Gran Premio de Academias de Ballet, 

    Guraieb recibió una ovación en las tres rondas de la competencia por su técnica bien definida, la musicalidad, la actitud valiente en el escenario y giros sorprendentes. 

    El jurado estuvo compuesto por el director de la Escuela Nacional de Cuba Ramona de Saa, director del sudafricano Manzi Ballet Dirk Badenhorst, profesores Tatiana Izquierdo, de Perú, Cheril Ciudad de los Estados Unidos y Roberto Machado de México, el crítico de arte venezolano Carlos Paolillo y primera bailarina del Ballet Nacional de Cuba Viengsay Valdés, entre otras importantes figuras de la danza. 

    Aquí algo de ella: 

    Con información de Prensa Latina.

  • El Gran Hotel Budapest
    El Gran Hotel Budapest

    “La arrogancia es sólo una expresión del miedo. “

     

     

    The Grand Budapest Hotel, de Wes Anderson (Moonrise Kingdom, Fantastic Mr. Fox y Darjeeling) nos trae una historia divertida, ágil y bien contada, con escenas que nos recuerdan un poco la rapidez de las comedias del cine mudo. Con un amplio reparto encabezado por la excelente actuación de Ralph Fiennes, respaldado por F. Murray Abraham, Adrien Brody, Willem Dafoe, Jeff Goldblum, Jude Law, Harvey Keitel, Bill Murray, Edward Norton, Saoirse Ronan y Tilda Swinton entre los principales. 

    La historia central se ubica en un hotel enclavado en los Alpes, en un país inexistente que tiene nombre de vodka: Zubrowka. El dinámico, encantador y bribón gerente, M. Gustave (Fiennes) enseña a un joven botones, que a la postre se convertirá en su compañero de aventuras, socio y heredero, cómo se administra un hotel de categoría. Gustave está en todo, lo mismo vigila a los empleados que atiende a los clientes y hasta da servicios especiales a las ancianas ávidas de sexo. Tilda Swinton (madame D) está maravillosa en el papel de una de estas mujeres. 

    La acción sucede en 1932, el Hotel vive en una suerte de lenta decadencia, en la transición posterior a la Belle Époque y la Primera Guerra Mundial y el surgimiento de los nazis y el reacomodo de los países europeos. Sin embargo, con disciplina, M. Gustave mantiene el hotel a flote, aferrado a un último jirón de grandeza. 

    Posteriormente, M. Gustave se ve envuelto en un lío testamentario con los herederos de Madame D.  y va a dar con sus huesos a la cárcel, acusado de haber asesinado a la anciana. Ni siquiera en la prisión, Gustave pierde el estilo y la disciplina. A la postre escapa con la ayuda del aprendiz de botones, Zero. Éste es quien finalmente cuenta la historia de su mentor al escritor, protagonizado por Jude Law. Zero sentencia el final con una oración contundente, que tal vez sea válida para nuestra época: “Su mundo había desaparecido mucho antes de que él llegara”.

    Una película con deliciosos tonos absurdos. Muy recomendable.

     

  • El Extraño del Lago
    El Extraño del Lago

    El pasado viernes 11 de abril se estrenó en México la película “El extraño del lago” del director francés Alain Guiraudie (2013). Quizás alguno que otro comensal frecuente de la Roma o la Condesa haya notado los carteles anunciando dicha película pero, si no fue así, cabe mencionar que este estreno era altamente esperado al menos dentro de cierto circuito asiduo al cine de arte o al cine con temática gay. Dicha expectación obedecía a la promesa de una narrativa dispuesta a presentarle al espectador una descripción pormenorizada de los encuentros sexuales entre gays sin editar o invisibilizar nada; esto es, la película tiene aproximadamente unos 15 minutos de escenas sexuales tan explícitas como cualquier video porno de la red. Asimismo, la película pretende narrar una historia que vaya más allá de la identidad homosexual de sus personajes y, por ende, no busca simplemente lucrar con el escándalo visual.

    La trama de dicha producción se centra en Frank, un homosexual francés a mitad de sus treinta, que vacaciona en un lago al sur de Francia. Dicho lago, es importante aclarar, es un sitio clandestino de encuentros homosexuales en el cual se puede tener sexo sin compromiso sin necesidad de intercambiar nombres, teléfonos o lo que sea. Sin embargo, Frank se enamora de Michel y hace hasta lo imposible para tener una relación “funcional” con él -y aquí vale la pena subrayar la palabra “imposible” y entrecomillar la palabra “funcional”.

    Lo anterior podría sugerir que estamos ante un melodrama muy azucarado cuya única novedad es el contexto gay. Empero, hay un giro inesperado en la historia. Michel asesina a un ligue y Frank es el único testigo. En contra de todo sentido común Frank no sólo no denuncia a Michel sino que comienza a encubrirlo y se va enamorando cada vez más. El final de la película simplemente elabora sobre la tensión entre el amor y el riesgo en un desenlace algo predecible.

    Sea como fuere, la película puede resultar demasiado lenta en un inicio y con un exceso de escenas de sexo que simplemente saturan a la audiencia. Dicha saturación, así como el foco inamovible en la zona de encuentros clandestinos, termina por colapsar a los personajes en un estereotipo del homosexual lujurioso, irreflexivo y amoral. Paradójicamente, ello resulta de un intento por visibilizar la sexualidad de los homosexuales que usualmente se esconde en las megaproducciones americanas. Sin embargo, esta película termina por ser santurrona, homofóbica y reaccionaria al transmitir una imagen de los homosexuales como la que durante décadas ha enunciado lo peor del discurso religioso.

    Ahora bien, si usted es de esos que no dejan ir a ninguna producción de arte, y más si es francesa, vaya baja su propio riesgo; quizás se aburra.   

     

  • Cuentos para niños y no tan niños
    Cuentos para niños y no tan niños

    James Finn Garner es un escritor norteamericano autor de  Los cuentos infantiles políticamente correctos. Aparecido en 1995, el libro se dio a conocer de inmediato por su talante revolucionario, debido a la reelaboración de las historias infantiles con las que crecimos.

     

    Sin más, te dejamos uno de los cuentos políticamente correctos, para que te animes a leer el resto del libro.

     

    *Caperucita roja 

     

    Érase una vez una persona de corta edad llamada Caperucita Roja que vivía con su madre en la linde de un bosque. Un día, su madre le pidió que llevase una cesta con fruta fresca y agua mineral a casa de su abuela, pero no porque lo considerara una labor propia de mujeres, atención, sino porque ello representaba un acto generoso que contribuía a afianzar la sensación de comunidad. Además, su abuela no estaba enferma; antes bien, gozaba de completa salud física y mental y era perfectamente capaz de cuidar de sí misma como persona adulta y madura que era. 

     

    Así, Caperucita Roja cogió su cesta y emprendió el camino a través del bosque. Muchas personas creían que el bosque era un lugar siniestro y peligroso, por lo que jamás se aventuraban en él. Caperucita Roja, por el contrario, poseía la suficiente confianza en su incipiente sexualidad como para evitar verse intimidada por una imaginería tan obviamente freudiana. 

     

    De camino a casa de su abuela, Caperucita Roja se vio abordada por un lobo que le preguntó qué llevaba en la cesta. 

     

    -Un saludable tentempié para mi abuela quien, sin duda alguna, es perfectamente capaz de cuidar de sí misma como persona adulta y madura que es -respondió. 

     

    -No sé si sabes, querida -dijo el lobo-, que es peligroso para una niña pequeña recorrer sola estos bosques. 

     

    Respondió Caperucita: 

     

    -Encuentro esa observación sexista y en extremo insultante, pero haré caso omiso de ella debido a tu tradicional condición de proscrito social y a la perspectiva existencial -en tu caso propia y globalmente válida- que la angustia que tal condición te produce te ha llevado a desarrollar. Y ahora, si me perdonas, debo continuar mi camino. 

     

    Caperucita Roja enfiló nuevamente el sendero. Pero el lobo, liberado por su condición de segregado social de esa esclava dependencia del pensamiento lineal tan propia de Occidente, conocía una ruta más rápida para llegar a casa de la abuela. Tras irrumpir bruscamente en ella, devoró a la anciana, adoptando con ello una línea de conducta completamente válida para cualquier carnívoro. A continuación, inmune a las rígidas nociones tradicionales de lo masculino y lo femenino, se puso el camisón de la abuela y se acurrucó en el lecho. 

     

    Caperucita Roja entró en la cabaña y dijo: 

     

    -Abuela, te he traído algunas chucherías bajas en calorías y en sodio en reconocimiento a tu papel de sabia y generosa matriarca. 

     

    -Acércate más, criatura, para que pueda verte -dijo suavemente el lobo desde el lecho. 

     

    -¡Oh! -repuso Caperucita-. Había olvidado que visualmente eres tan limitada como un topo. Pero, abuela, ¡qué ojos tan grandes tienes! 

     

    -Han visto mucho y han perdonado mucho, querida. 

     

    -Y, abuela, ¡qué nariz tan grande tienes!... relativamente hablando, claro está, y a su modo indudablemente atractiva. 

     

    -Ha olido mucho y ha perdonado mucho, querida. 

     

    -Y... ¡abuela, qué dientes tan grandes tienes! 

     

    Respondió el lobo: 

     

    -Soy feliz de ser quién soy y lo qué soy -y, saltando de la cama, aferró a Caperucita Roja con sus garras, dispuesto a devorarla. 

     

    Caperucita gritó; no como resultado de la aparente tendencia del lobo hacia el travestismo, sino por la deliberada invasión que había realizado de su espacio personal. 

     

    Sus gritos llegaron a oídos de un operario de la industria maderera (o técnico en combustibles vegetales, como él mismo prefería considerarse) que pasaba por allí. Al entrar en la cabaña, advirtió el revuelo y trató de intervenir. Pero apenas había alzado su hacha cuando tanto el lobo como Caperucita Roja se detuvieron simultáneamente. 

     

    -¿Puede saberse con exactitud qué cree usted que está haciendo? -inquirió Caperucita. 

     

    El operario maderero parpadeó e intentó responder, pero las palabras no acudían a sus labios. 

     

    -¡Se cree acaso que puede irrumpir aquí como un Neandertalense cualquiera y delegar su capacidad de reflexión en el arma que lleva consigo! -prosiguió Caperucita-. ¡Sexista! ¡Racista! ¿Cómo se atreve a dar por hecho que las mujeres y los lobos no son capaces de resolver sus propias diferencias sin la ayuda de un hombre? 

     

    Al oír el apasionado discurso de Caperucita, la abuela saltó de la panza del lobo, arrebató el hacha al operario maderero y le cortó la cabeza. Concluida la odisea, Caperucita, la abuela y el lobo creyeron experimentar cierta afinidad en sus objetivos, decidieron instaurar una forma alternativa de comunidad basada en la cooperación y el respeto mutuos y, juntos, vivieron felices en los bosques para siempre. 

     

    *(versión políticamente correcta de James Finn Garner, tomada de Cuentos infantiles políticamente correctos. Barcelona: Circe.  Traducido del inglés por Gian Castelli Gair] ). 

  • Concurso de creación audiovisual (Valores Unam)
    Concurso de creación audiovisual (Valores Unam)

    Convocatoria

    La Universidad Nacional Autónoma de México, a través de la campaña «Valores UNAM», promueve los principios que la rigen, orientan y construyen su identidad. Así, el afán por el saber y experimentar la cultura, la integridad académica, la responsabilidad, el respeto, la tolerancia, la igualdad, la honestidad, la libertad de expresión, el compromiso, la autonomía, la equidad de género, la calidad de vida, la laicidad y la amistad son los valores sobre los que se sustentan las labores fundamentales de la institución (docencia, investigación y difusión de la cultura) y permiten la convivencia y el adecuado desarrollo de todos los miembros de la comunidad.

     

    Por otra parte, el género documental permite una amplia variedad de expresiones y la realización de obras audiovisuales que incluyen testimonios, escenas e, incluso, animaciones basadas en la realidad, en las cuales los espectadores pueden encontrar espacios para reflexionar y analizar los valores y principios que rigen nuestra Máxima Casa de Estudios.

     

    Por ello, la Coordinación de Difusión Cultural, el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) y la Dirección General de Actividades Cinematográficas, en colaboración con el Festival Internacional de Cine Documental de la Ciudad de México (DocsDF), convocan al concurso de creación audiovisual:

     

     Valores UNAM

     

    Un concurso en línea abierto a la participación de toda la comunidad universitaria para realizar cortometrajes documentales.

     

     

    Bases

    I. De los participantes

    1. Podrán participar estudiantes, académicos, docentes y administrativos de la UNAM en activo, nacionales o extranjeros, que tengan como máximo 35 años cumplidos en la fecha de cierre de la presente convocatoria.

     

    2. La participación podrá ser de forma individual o en equipo. Si es colectiva se deberá nombrar a un representante, quien será el responsable de la obra ante el Comité Organizador de este concurso.

     

    3. Se podrán presentar uno o más documentales unitarios (no series) por participante en las categorías y temas que se mencionan a continuación.

     

    II. Categorías

    Las categorías en las cuales los universitarios pueden participar son:

     

    Cortometraje (duración máxima 5 minutos).

    Cineminuto (duración máxima 1 minuto).

    Los trabajos podrán ser realizados usando cualquiera de las tecnologías digitales al alcance de los participantes, como HD, DVCam, HDV, celulares, cámaras fotográficas, videocámaras domésticas, entre otras.

     

    III. Temas

    Las obras realizadas deberán girar en torno a los Valores UNAM arriba enumerados en esta convocatoria. Por lo cual se invita a los interesados a reflexionar, cuestionar y expresar sus opiniones sobre alguno o varios de los principios que nos identifican como universitarios.

     

    IV. Sobre las obras

    1. Las obras presentadas deberán ser originales y realizadas exclusivamente para este concurso.

     

    2. Los productores y/o realizadores son los responsables de contar con los derechos de autor y/o permisos correspondientes sobre las imágenes, música, personajes y sonidos que contenga su obra, lo cual exime al Comité Organizador y a la Universidad de cualquier responsabilidad relacionada con dichos derechos.

     

    3. No se aceptarán obras que inciten al racismo, la discriminación, la violencia o atenten contra los valores o principios de la UNAM.

     

    4. Los trabajos que contengan otras lenguas o idiomas deberán estar subtitulados al español.

     

    5. Los cortometrajes pasarán a formar parte del patrimonio de la UNAM, la cual podrá hacer uso de los mismos con fines exclusivamente culturales.

     

    V. Premios

    1. Premio del Jurado

     

    Al mejor cortometraje: 15,000.00 (quince mil pesos MN), una colección de libros de cine donada por el CUEC, una serie en DVD de documentales de la Filmoteca de la UNAM y una beca para participar en el 7.º DocsForum de DocsDF.

    Al mejor cineminuto: 10,000.00 (diez mil pesos MN), una colección de libros de cine donada por el CUEC, una serie en DVD de documentales de la Filmoteca de la UNAM y una beca para participar en el 7.º DocsForum.

    2. Premio del Público

     

    Al mejor cortometraje: una beca para alguno de los cursos que se impartirán durante el segundo semestre en el CUEC, una colección de libros de cine donada por el mismo CUEC y una beca para participar en el 7.º DocsForum.

    Al mejor cineminuto: una colección de libros de cine donada por el CUEC y una beca para participar en el 7.º DocsForum.

     

    Más información acá:

  • Divergente
    Divergente

    “Soy divergente y no me puedo controlar. “

    El director Neil Burger (El Ilusionista, Sin Límites) y el guionista Evan Daugherty  se esforzaron por hacer de Divergente una colección de lugares comunes y hay que decir que lo lograron. La película es larga y tediosa, con una escenografía que parece copiada de otras cintas del género y con personajes estereotipados que, de nuevo, parecen sacados de otras películas similares.

     

    Las actuaciones de Shailene  Woodley (la recuerdo en Los descendientes, la aburrida película estelarizada por George Clooney) y Theo James (en la infumable Underworld awakening) resultan acartonadas y poco convincentes. ¿Qué hacía ahí una Kate Winslet, a la que le hemos visto películas maravillosas? Es un  misterio. La Winslet hace el papel de Jeanine Matthews, una especie de jefa glamorosa y perversa de la facción Erudición, con la convicción de un maniquí puesto a actuar. 

     

    Divergente pertenece al género de películas distópicas, pero con la mala suerte de que parece la hermana menor y maltratada de Los juegos del hambre, cinta con la que se le compara. Como en los Juegos, la cinta comentada aquí sucede en una sociedad postapocalíptica, esta vez en un amurallado Chicago. 

     

    Los habitantes de la ciudad están divididos en cinco grupos o facciones: Cordialidad, que son los campesinos (una concepción bucólica del campo); Verdad, que eran como jueces y abogados (¿quién les dijo que los abogados y la verdad se pueden combinar?); Abnegación, que son los gobernantes (¿gobernantes abnegados?); Osadía, integrada por personas que funcionan como unos alegres e irresponsables policías y Erudición que está compuesta por gente que se dedica a acumular conocimiento para intentar un golpe de Estado (para la envidia de los académicos actuales).

     

    Como en Los juegos, la heroína es una mujer: Beatrice Prior-Tris, que habiendo nacido en Abnegación se pasa a Osadía, pero ella es distinta a los demás, es una divergente. Shailene  Woodley recuerda mucho a Jennifer Lawrence, ambas chicas agradables y cachetonas, lejos de ser bellezas al estilo Hollywood. Hasta en eso, se copiaron a Los juegos.

     

    Recomendación: si tiene problemas de insomnio y le sobra el dinero vaya a verla. Si no, quédese en casa y tome leche caliente. Recuerde que amenazan con una segunda parte: Insurgente.

  • Premio Nacional de Ensayo Joven Octavio Paz
    Premio Nacional de Ensayo Joven Octavio Paz

    La Cámara de diputados, a través de la Comisión Especial para Conmemorar el Centenario del Natalicio de Octavio Paz, convoca a los escritores mexicanos por nacimiento, residentes en el país y menores de 35 años, al “Premio Nacional de Ensayo Octavio Paz”, para desarrollar una propuesta escrita que permita explicar aspectos de la realidad mexicana a partir de la obra del Premio Nobel de Literatura.

    El concurso entregará reconocimiento y tres premios en efectivo: primer lugar, 250 mil pesos; segundo, 100 mil pesos; y tercero, 50 mil pesos a los ganadores.

     

    Descarga aquí la convocatoria

     



Videos


bullying.jpeg

TV-ERH-PAG-GRR.png


Facebook



Twitter