LIBROS-BULLYING-VP-2222.png


Consultoria

  • Quién es quién: Los principales contendientes para las gubernaturas estatales
    Quién es quién: Los principales contendientes para las gubernaturas estatales

    BAJA CALIFORNIA SUR

     

    Carlos Mendoza Davis (PAN)  

     

    •Es maestro en derecho. De 1994 a 1997 perteneció al Servicio Exterior Mexicano. La mayor parte de su carrera la ha realizado en la administración pública federal.

    •En 2011, Mendoza Davis se convirtió en miembro adherente del PAN. En2012 se hizo miembro activo.

    •De abril al noviembre de 2011 fungió como secretario general de Gobierno de la entidad.

    •Tras su renuncia como secretario general de Gobierno, en 2012 ganó un escaño en el Senado de la República.

    •Es hijo de Ángel César Mendoza Arámburo, primer gobernador electo de Baja California Sur.

    •De mayo de 2007 a octubre de 2010 se desempeñó como delegado regional del Instituto Mexicano del Seguro Social en la entidad, a propuesta de su entonces director general, Juan Francisco Molinar Horcasitas.

     

    Ricardo Barroso Agramont (PRI-PVEM-PANAL)

     

    •Fue líder estatal del PRI, senador y dos veces candidato a la gubernatura de Baja California Sur.

    •Barroso Agramont escaló posiciones en la política sudcaliforniana de la mano de la alcaldesa de La Paz, Esthela de Jesús Ponce Beltrán, quien, como diputada federal, lo apoyó para que fuera el dirigente del PRI en Baja California Sur.

    •En el proceso electoral de 2011fue postulado como candidato a gobernador por la coalición Unidos por BCS, conformada por el PRI y PVEM. Sin embargo, fue derrotado por el candidato del PAN, Marcos Covarrubias Villaseñor, pero superó al candidato de la coalición PRD, PT, PMC, Luis Armando Díaz, a pesar de que en ese entonces Baja California Sur estaba gobernada por el perredista Narciso Agúndez Montaño.

    •En la elección de 2012 resultó ganador con una votación histórica para Senador en Baja California Sur, encabezando la fórmula con el líder de la CROC, Isaías González Cuevas.

    •Barroso es nativo de La Paz, donde nació el 29 de febrero de 1980. Su abuelo materno, Félix Agramont Cota, fue el primer gobernador del estado.

     

    Jesús Druck González (PRD-MC-PT) 

     

    •Nació en Los Cabos. Tiene la licenciatura en Oceanología por la Universidad Autónoma de Baja California y una Maestría en Ciencias Biológicas en la Universidad del Pacífico, Stockton, California.

    •Ha trabajado en la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) y en la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS); en la primera fue director del Instituto de Investigaciones Oceanológicas, mientras que en la segunda fue rector.

    •En la administración pública ha sido secretario de Finanzas y secretario de Desarrollo en el Gobierno local, así como director general de Ecología y secretario general del XI Ayuntamiento de Los Cabos.

    •En el Poder Judicial ocupó el cargo de oficial mayor del Tribunal Superior de Justicia del Estado. En el ámbito legislativo fue diputado por el VIII distrito electoral con sede en San José del Cabo y Presidente de la Gran Comisión del Congreso del Estado en la X Legislatura local.

     

    Víctor Castro Cosío (Morena) 

     

    •Fue fundador del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) en Baja California Sur; durante el proceso electoral 1986-1987 fue el candidato de ese instituto político a la gubernatura de la entidad.

    •Durante el sexenio (1993-1999), Víctor Castro sostuvo por más de un año un plantón de protesta frente al Palacio de Gobierno, exigiendo un incremento salarial estatal de 15 por ciento, lo cual consiguió. 

    •Logró que el PRD eligiera a Leonel Cota Montaño como su candidato a gobernador en el proceso electoral 1998-1999.

    •Durante el sexenio de Cota Montaño (1999 -2005), Castro se desempeñó como secretario de Educación Pública.

    •Castro Cosío fue alcalde del XI Ayuntamiento de La Paz, por la coalición  PRD-PT-PMC, durante el periodo 2005-2008.

    •Electo diputado federal por el PRD al II distrito electoral (municipio de Los Cabos y La Paz), de 2009 a 2012.

     

    CAMPECHE

     

    Rafael Alejandro Moreno Cárdenas (PRI-PVEM)

     

    •Mejor conocido como “Alito”, es egresado de la Universidad Autónoma de Campeche, donde cursó Derecho.

    •Desde muy joven se incorporó a las filas del PRI como presidente del Comité Directivo Municipal y Estatal de la Juventud Popular Revolucionaria.

    •Dentro del Comité Ejecutivo Nacional de su partido ocupó cargos como presidente nacional del Frente Juvenil Revolucionario, secretario de Organización y secretario de Operación Política.

    •Fue diputado federal en la LIX Legislatura, senador y por segunda vez como diputado federal. Se desempeñó durante 2002 como síndico del ayuntamiento de Campeche.

    •Por unanimidad, declinaron  en su favor los aspirantes priistas a esa posición: Ana Martha Escalante, Raúl Aarón Pozos, Óscar Román Rosas y Renato Sales, quienes se sumaron al proyecto de Moreno Cárdenas.

     

    Jorge Rosiñol Abreu (PAN) 

     

    •En 2002 fue electo diputado a la LVII Legislatura del Congreso del estado; de  2003 a 2006, presidente municipal de su natal Ciudad del Carmen, y a partir de 2012 diputado plurinominal del PAN  a la LXII Legislatura del Congreso de la Unión.

    • Ganadero, ingeniero agrónomo, empresario desde 1982 y político. 

    •Asegura que ingresó a la política “sin padrinos”, aunque en su trayectoria como empresario conoció al entonces secretario de Gobernación federal, Juan Camilo Mouriño, quien lo invitó a incorporarse al blanquiazul en Ciudad del Carmen.

     

     

    Fernando Dante Imperiale (PRD)

     

    •Imperiale García en realidad es originario del Distrito Federal. Tiene 41 años de edad y radica en Campeche desde que tenía 32. Es licenciado en administración de empresas.

    •Fue candidato del PRD a la presidencia municipal del Carmen en 2012. Obtuvo 51 votos y superó al precandidato Eraclio Soberanes Sosa  y al exdirigente estatal de Movimiento Ciudadano, José Jesús Durán Ruiz.

    •Se afilió al PRD enero de 2013 y es consejero municipal en Carmen.

    •Es propietario del Grupo Fimper y socio de Servicios y Conexiones del Carmen, dedicados a la limpieza y vigilancia de inmueble.

    •El 18 de enero de 2015 resultó electo por mayoría como candidato del PRD al gobierno del estado. 

     

    Layda Sansores San Román (Morena)

     

    •Con ésta será la tercera vez que es candidata a gobernadora de Campeche,

    •Actualmente es senado de la República. Hija de Carlos Sansores Pérez, senador, diputado federal, gobernador de Campeche y jefe de un grupo político cercano a Luis Echeverría Álvarez. 

    •Sansores es maestra normalista y es muy cercana a Andrés Manuel López Obrador desde 1997, cuando él era presidente nacional del PRD. Ella renunció al PRI cuando el partido no la nominó candidata al gobierno de Campeche.

    •Fue protagonista de la resistencia civil en Campeche cuando fue derrotada por el PRI y ella acusó fraude electoral. Hoy, de acuerdo con encuestas en el estado, es la segunda en preferencias electorales, por debajo del PRI.

    •Además de militar en PRI y PRD, fue integrante de Movimiento Ciudadano y ahora forma parte de la bancada del PT en el Senado, pero será candidata por Morena para el gobierno de su estado.

     

    Luis Antonio Che Cu 

     

    •Che Cu logró el registro como candidato independiente al gobierno de Campeche. Reunió 14 mil 100 firmas para lograr la postulación.

     

     

    COLIMA 

     

    José Ignacio Peralta (PRI-PVEM-PANAL)

     

    •Es licenciado en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y maestro en Economía por la Universidad de Essex, Reino Unido.

    •Originario de Colima, se desempeñaba en el actual gobierno como subsecretario de Comunicaciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

    •Fue coordinador de Proyectos Especiales del equipo de transición del presidente Enrique Peña Nieto, secretario de Desarrollo Económico en el gobierno de Colima y subgerente de Cambios Internacionales y Metales en el Banco de México.

    •Fue alcalde de Colima, la capital estatal, de 2009 a 2012.

     

    Jorge Luis Preciado (PAN)

     

    •Senador con licencia, es abogado por la Universidad de Colima y hasta principios de este año era el líder de la bancada del PAN en el Senado. Fue nombrado en ese cargo por el dirigente Gustavo Madero, de quien es cercano, luego de que Madero removió a Ernesto Cordero.

    •Durante su etapa como líder de bancada tuvo algunos episodios polémicos, como cuando organizó una fiesta en la sede del Senado en febrero de 2014. 

    •Además de senador ha sido diputado local y federal, así como consejero del PAN, en el cual milita desde 1996.

    •Dirigió la asociación civil Para Servir a Usted, que ofrecía material de construcción y asesoría jurídica de forma gratuita a habitantes de la localidad.

     

     

    Martha Zepeda (PRD)

     

    •Es abogada y maestra en Derecho Fiscal.

    •Ha sido oficial del Registro Civil de Cuauhtémoc, un municipio del noreste de Colima. Según el PRD, esta localidad es la única que no ha contratado deuda pública y en dos años realizó obras equivalentes a las realizadas en los 10 años previos.

    •Zepeda es parte de una familia de fundadores del PRD, aunque hasta ahora no tiene experiencia en otros cargos públicos.

     

    José Francisco Gallardo (Morena)

     

    •Es general retirado y doctor en Administración Pública por la Universidad Nacional Autónoma de México. 

    •Nació en Jalisco y ocupó varios cargos en la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). Ha sido profesor universitario y analista en temas de seguridad.

    •Cuando estaba en el Ejército exigió la creación de un ombudsman militar.

    •En 2014, cuestionado sobre las protestas sociales por casos como la presunta ejecución de civiles por parte de militares en Tlatlaya y la desaparición de los 43 jóvenes de Ayotzinapa, justificó que la gente salga a las calles para manifestarse contra las autoridades.

     

    Leoncio Morán (MC)

     

    •Es licenciado en Contaduría y Finanzas por la Universidad Panamericana, campus Guadalajara.

    •Fue presidente de la Cámara Nacional de Comercio de Colima y vicepresidente nacional de la Confederación Nacional de Cámaras de Comercio.

    •Por el PAN, resultó electo presidente municipal para la ciudad de Colima para el periodo 2003-2006.

    •Fue candidato por el PAN para las elecciones extraordinarias a gobernador en 2005, donde fue derrotado por el priista Silverio Cavazos. En 2006 fue candidato a senador por Colima.

    •En noviembre de 2014 anunció su separación de Acción Nacional y Movimiento Ciudadano lo invitó a principios de enero para la candidatura a gobernador.

     

     

    GUERRERO

     

    Beatriz Mojica Morga (PRD-PT)

     

    •Fue secretaria de Desarrollo Social (Sedesol) de Guerrero, consejera nacional y fundadora del PRD. Es originaria de la región de Tierra Caliente.

    •Nació en Huehuetán, en la Costa Chica, de donde su familia salió a consecuencia de la violencia. Creció en Ciudad Altamirano, municipio de Pungarabato.

    •Ha sido diputada federal, funcionaria pública en el gobierno de Guerrero y dentro del mismo partido ha ocupado cargos en el ámbito nacional. Forma parte del grupo de Nueva Mayoría, afín a Nueva Izquierda (Los Chuchos). 

    •Es licenciada en Comunicación Social por la Universidad Autónoma Metropolitana, unidad Xochimilco, y tiene las maestrías en Políticas Públicas por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), y en Gestión de la Política Económica para el Desarrollo por el Centro de Estudios e Investigación en Desarrollo Internacional de la Universidad d´Auvergne Clermont-Ferrand, Francia. 

    •Mojica ha ocupado diversos cargos en el PRD (secretaria de Alianzas y Relaciones Políticas Nacionales (2008-2011), coordinadora de Estudios y Programas en la Secretaría de Asuntos Municipales (1998-1999) y también fue asesora de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados de 2000 a 2003.

     

    Héctor Astudillo Flores (PRI-PVEM) 

     

    •Diputado local con licencia, es abogado titulado por la Facultad de Estudios Superiores Aragón. 

    •Ha sido en tres ocasiones diputado local. Fue  senador y candidato a gobernador. Ha sido electo en dos periodos presidente municipal de Chilpancingo, capital del estado.

    •Fue primer síndico procurador del Ayuntamiento de Chilpancingo para el periodo de 1990 a 1993, encargado del Despacho de la Presidencia Municipal, de mayo a septiembre de 1991; luego fungió como secretario particular del entonces gobernador de Guerrero José Francisco Ruiz Massieu, de marzo de 1992 a marzo de 1993.

    •En las elecciones federales del año 2000 resultó electo senador de la República.

     

    Jorge Camacho Peñaloza (PAN)

     

    •Exatleta y plusmarquista, Camacho se dio a conocer con Brozo en el programa El Mañanero, como comentarista deportivo. Conoció al entonces gobernador Zeferino Torreblanca, quien lo invitó a ser director general de Radio y Televisión de Guerrero en el periodo 2005-2008.

    •Diputado del Congreso del estado de Guerrero por representación proporcional; Camacho solicitó licencia para ser candidato a gobernador.

    •Fue subdirector de Calidad de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) y director de Radio y Televisión del estado de Guerrero. También fue candidato a diputado federal por el PAN

    •Fue columnista del periódico El Sur de Acapulco, co-conductor del programa televisivo El Mañanero, de 1999 a 2004, y director de Televisa Radio (Deportes) de 2003 a 2005.

    •Además, director general de Radio y TV de Guerrero (2005-2008); subdirector general de Calidad para el Deporte (Conade), de 2008 a 2009; delegado de Sagarpa de 2009 a 2012. 

    •Fue  coordinador nacional de Giras de Josefina Vázquez Mota en 2012.

     

    Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros (Morena)

     

    •Fue miembro del PRD y llegó a ser secretario de Organización Nacional. Encabezó “Contamos”, primera organización de observación ciudadana que condujo exitosamente un litigio contra partidos políticos mexicanos por ocultar propaganda electoral.

    •Es hijo del abogado Pablo Sandoval Ramírez, líder del movimiento estudiantil de los años 60, sindicalista universitario y el primer guerrerense en ocupar el cargo de presidente de la Cámara de Diputados. Es nieto del doctor Pablo Sandoval Cruz, luchador social de Guerrero y destacado miembro de Morena.

    •Fue parte del colectivo “No más Sangre” que se opuso a la política antinarco de Felipe Calderón y promovió la iniciativa ciudadana en busca de un juicio a Calderón ante la Corte Penal Internacional de La Haya.

    •“Contamos” documentó en 2012irregularidades en el proceso electoral y alertó sobre un posible fraude antes de la jornada electoral.

    •Informó públicamente que el entonces candidato la Presidencia, Enrique Peña Nieto, era el candidato con más irregularidades reportadas. presentó pruebas y documentos ante  el IFE, como a la Fepade.

     

    Luis Walton Aburto (MC)

     

    •El 30 de septiembre de 2012 asumió la presidencia municipal de Acapulco, Guerrero.

    •En Guerrero se desempeñó como Secretario General del Comité Directivo Estatal del PRI de 1987-1988;

    •Candidato a la Presidencia Municipal de Acapulco por el Partido Convergencia en el 2002; candidato a diputado Federal por el Distrito 10 de Acapulco en el 2003; presidente de la Comisión Ejecutiva en Guerrero del Partido Convergencia de 2003-2004, Presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Convergencia en Guerrero del 2004 al 2007.

    •Fue electo Senador para el periodo 2006-2012. Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Convergencia (ahora Movimiento Ciudadano)  para el periodo 2010-2013.

     

     

    MICHOACÁN

     

    José Ascención Orihuela Bárcenas (PRI-PVEM)

     

    •Conocido como “Chon” Orihuela, se desempeña actualmente como senador de la República por mayoría relativa.

    •Ingeniero Químico Farmacobiólogo, egresado del Instituto Politécnico Nacional, fue alcalde de su natal Zitácuaro, diputado Local, diputado Federal y senador de la República.

    •Es accionista de la empresa Los Picachos del Oriente de Michoacán; también en las empresas Automotriz del Balsas, Automotriz Tepatitlán, Autos de Ocotlán, Autos de Zitácuaro, Grúas de Morelia y Grúas de Zitácuaro.

    •En 2012, cuando contendía por la senaduría por el gobierno de Michoacán, fue altamente criticado debido a que en redes sociales circuló una fotografía en la que se le observaba llegando en un Porsche Panamera a una reunión con el entonces candidato Enrique Peña Nieto, en la Ciudad de México.

    •Orihuela perdió la elección interna ante Fausto Vallejo en el pasado proceso electoral.

     

    Luisa María Calderón Hinojosa (PAN)

     

    •Hija de Luis Calderón Vega cofundador del PAN y hermana del expresidente Felipe Calderón

    •Licenciatura en Psicología por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente. Tiene la maestría en Antropología Social por la Universidad Iberoamericana.

    •Diputada local en la LXIII Legislatura del Congreso de Michoacán de 1983 a 1986. Diputada federal en la LIV Legislatura de 1988 a 1991. Senadora de la República en la LVIII y LIX Legislaturas entre 2000 y 2006.

    •Secretaria de Elecciones del Comité Directivo Estatal del PAN en Michoacán entre 2009 y 2010.

    •Compitió por la Gubernatura en noviembre de 2011 y perdió por 2.8% de los votos frente a Fausto Vallejo.

     

    Silvano Aureoles Conejo (PRD-PT-PANAL-PES)

     

    •Es Ingeniero Agrónomo especialista en Bosques por la Universidad Autónoma Chapingo y Maestro en Ciencias para el Desarrollo Rural Regional por la misma universidad. 

    •Fundador del PRD del que ha sido consejero nacional. En 1998 contendió sin éxito por una diputación local; diputado federal en la LVIII Legislatura de 2000 a 2001. Presidente municipal de Zitácuaro en 2001-2003. Senador de la República en la LX y LXI Legislaturas entre 2006 y 2012. 

    •Fue secretario de desarrollo Agropecuario de Michoacán en el gobierno de Lázaro Cárdenas Batel entre 2003 y 2006. 

    •En 2011 fue candidato a la gubernatura de Michoacán, llevando a este partido hasta la tercera posición de la contienda, tras el priista Fausto Vallejo y la panista Luisa María Calderón.

    •Aunque pertenece a la corriente interna del PRD fundada por Amalia García, denominada Foro Nuevo Sol (la cual no es la más numerosa), Aureoles Conejo fue electo como coordinador de los diputados perredistas para la LXII Legislatura (2012-2015).

     

    María de la Luz Núñez Ramos (Morena)

     

    •Es originaria de Puentecillas, Guerrero.

    •Participó en la fundación del CESU y de la biblioteca del Palacio de Minería.

    •Forma parte del grupo fundador de la Sociedad Cooperativa de producción agropecuaria La Pintada SCL.

    •Fundó el cabildo de mujeres en Acapulco, la Comisión de la Mujer en el congreso del estado de Guerrero.

    •Fue Diputada federal en la 57 legislatura.

     

     

    NUEVO LEÓN

     

    Ivonne Álvarez (PRI)

     

    •Actualmente, es la candidata de la Coalición Alianza por tu Seguridad, que está integrada por PRI, Panal, Partido Verde y Partido Demócrata.

    •Ivonne Álvarez fue vendedora en un local de tenis, propiedad de su familia, y más tarde conductora en un programa de la televisión local.

    •Álvarez nació en el municipio de Escobedo; sin embargo, toda su vida ha radicado en Guadalupe, ayuntamiento del que fue alcaldesa.

    •Es egresada de la carrera de Derecho y Ciencias Jurídicas que cursó en la UANL.

    •Se  ha desempeñado como senadora de la República, cargo al que pidió licencia para ir por la gubernatura

     

    Felipe de Jesús Cantú (PAN)

     

    •Candidato a gobernador por el Partido Acción Nacional 

    •Nació en la capital y en mayo próximo cumple 49 años. Estudió la carrera de Derecho en la Universidad Regiomontana.

    •Ingresó al PAN hace 30 años.

    •Entre los cargos que ha desempeñado en el servicio público se encuentra el de diputado federal en la LXI Legislatura.

    •Fungió como diputado en la LXVII Legislatura del Congreso de Nuevo León y coordinador de la bancada de su partido.

    •Dentro del PAN fue Consejero estatal de 1991 al 2014 y presidente del Comité Directivo Municipal. En la contienda interna por la candidatura a la gubernatura de Nuevo León, derrotó a Margarita Arellanes.

     

     

    Humberto González Sesma (PRD)

     

    •Es el menos conocido de los candidatos al gobierno de Nuevo León.

    •En 2009 compitió por el PRD en las elecciones para alcalde de Monterrey. Apenas obtuvo 1.7 por ciento de la votación, mientras  que el ganador de la contienda fue el panista Fernando Larrazabal, con 53 por ciento de los sufragios

    •Tiene 45 años y está casado. Nació en la Ciudad de México, pero su carrera política la ha hecho en la capital de Nuevo León.

    •El perredismo siempre ha remado contracorriente en las elecciones de Nuevo León. En los comicios de 2009, el priista Rodrigo Medina de la Cruz obtuvo 859 mil 442 votos, equivalentes al 49 por ciento de los sufragios. A su vez, la perredista Martha Zamarripa Rivas apenas cosechó 59 mil 520 votos, es decir, 3.4 por ciento.

     

    Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco (candidato independiente)

     

    •Tiene 57 años. Su lugar de residencia siempre ha sido el municipio de García, ayuntamiento del que fue alcalde. 

    •Fue precisamente durante su gestión en la alcaldía  cuando libró dos atentados del crimen organizado.

    •Es candidato independiente a la gubernatura del estado. Rodríguez ha dicho que no se pueden resolver los problemas siendo candidato de algún partido político debido los intereses de grupo.

     

    Fernando Elizondo Barragán (MC) 

     

    •Renunció al PAN en febrero de 2014. Hoy es candidato a gobernador por Movimiento Ciudadano.

    •Fue gobernador sustituto de Nuevo León entre enero y octubre de 2003:

    •Es hijo del exgobernador Eduardo Elizondo, originario de Monterrey, Nuevo León.

    •En junio de 2004 fue designado secretario de Energía por el presidente Vicente Fox.

     

     

    QUERÉTARO

     

    Roberto Loyola Vera (PRI-PVEM-PT-PANAL) 

     

    •Es Licenciado en Derecho, egresado de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Querétaro. Realizó sus estudios de Posgrado en Administración y Gerencia Pública en España.

    •De 1997 a 2011 se desempeñó como Notario Titular de la Notaría Pública Número Treinta y Cinco de la Demarcación Notarial de Querétaro.

    •En 1988 participó en la campaña de Enrique Burgos García al Senado de la República.

    •Se ha desempeñado en cargos públicos como Secretario Particular del Oficial Mayor del Estado de Querétaro (1991-1994); Secretario Particular Adjunto del Gobernador como parte del Gabinete Estatal (1994-1997); y Secretario de Gobierno en la actual administración del Gobernador José Calzada Rovirosa (2011-2012).

    •Fue Presidente Municipal de Querétaro, desde el 1 de Octubre 2012 hasta el 09 de febrero de 2015.

     

    Francisco Domínguez Servién 

     

    •Médico Veterinario Zootecnista. Entre 1990 y 1992 estudió la especialidad en Producción Animal. Dirigió y tuvo ranchos en el estado de Querétaro, fue presidente de la Asociación de ganaderos porcinos en la misma entidad.

    •Miembro activo del PAN desde 1995. Ocupó una curul en LXI Legislatura federal.

    •Fue Presidente Municipal de la capital queretana.

    •Senador de la República por mayoría relativa.

    •En su paso por el Senado, protagonizó episodios de confrontación verbal con diferentes senadores y estuvo a punto de golpear a Héctor Lié, estratega de comunicación del senador Emilio Gamboa, a quien quería sacar a empellones del salón de plenos. También fue la forma en que intentó entrar a las oficinas de la tesorería del grupo parlamentario del PAN, cuando el presidente nacional de su partido, Gustavo Madero, destituyó a su amigo Ernesto Cordero como coordinador parlamentario.

     

     

    Adolfo Camacho Esquivel (PRD)

     

    •Es licenciado en derecho por la Universidad Autónoma de Querétaro. Su especialidad es el derecho fiscal y tiene estudios de maestría en derecho constitucional y amparo.

    •Es oficial mayor del Congreso de Querétaro; fue candidato a presidente municipal de Querétaro en 2012 y aspirante a diputado local en 2006. De 2005 a la fecha se ha desempeñado como consejero estatal del PRD.

    •Camacho Esquivel tiene frente a sí el reto de que la participació del PRD en los comicios no sea testimonial, pues en la elección de 2009 el sol azteca tuvo apenas 12 mil 907 votos, lo que representa 1.8 por ciento de los sufragios. En esa ocasión, el candidato del PRI-Verde, José Calzada, ganó la elección con 47.4 de los votos, mientras que el panista Manuel González Valle obtuvo 42.1 por ciento.

     

    Celia Maya García (Morena)

     

    •Es licenciada en las carreras de derecho y contabilidad por la Universidad Autónoma de Querétaro. Cuenta con las maestrías en derecho fiscal y en impuestos por la misma universidad.

    •Quedó en tercer lugar en su primer intento por lograr la gubernatura de Querétaro. En 2003, el panista Francisco Garrido ganó con 45.7 por ciento de los votos; el priista Fernando Ortiz Arana obtuvo 42 por ciento y la entonces perredista logró 6.6 por ciento.

    •Se ha desempeñado como agente del Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Querétaro, asesora jurídica en las áreas civil y penal en el sector empresarial, juez en materia civil titular del Juzgado Tercero de la ciudad de Querétaro y magistrada del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Querétaro.

    •En 2012 fue candidata al Senado de la República por el PRD, PT y Movimiento Ciudadano.

     

     

    SAN LUIS POTOSÍ

     

    Juan Manuel Carreras López (PRI-PVEM-PANAL)

     

    •Estudió la licenciatura en Derecho en la Escuela Libre de Derecho, doctorado además por la UNAM.

    •Ha sido docente en la UASLP y en diversas instituciones de nivel superior.

    •Ha desempeñado cargos en la administración pública estatal y federal.

    •Fue diputado federal en la LVIII Legislatura

    •Su último cargo público fue el de Secretario de Educación del Gobierno del Estado.

     

     

    Sonia Mendoza Díaz (PAN)

     

    •Nació en 1969 en Matehuala. Milita en el blanquiazul desde hace 21 años

    •Egresada de la Facultad de Derecho de la UASLP

    •Fue diputada local de 2006 a 2009, luego diputada federal de ese año y hasta 2012, cuando fue electa senadora de la República.

    •Se ha desempeñado como servidora pública, delegada federal de la Secretaría de la Reforma Agraria, Docente en el Instituto Tecnológico de Matehuala y la Universidad de Matehuala, además de desempeñar diversos cargos partidistas dentro del PAN.

     

     

    Eugenio Govea Arcos (MC) 

     

    •Nació en 1966 en San Ciro de Acosta, fue militante y dirigente estatal del PAN, manifestó su apoyo a Fernando Toranzo, se afilió luego al Partido Convergencia, que cambió su nombre al actual MC.

    •Es Contador Público egresado de la UASLP. Como panista fue dos veces diputado local, ambas por la vía plurinominal.

    •En 2006 fue electo senador, aún bajo las siglas del PAN, al que renunció en 2008 y se declaró independiente.

    •Su último cargo público es el de diputado local.

    •Es esposo de Claudia Corichi García, exsenadora del PRD e hija de la exgobernadora de Zacatecas, Amalia García.

     

    Fernando Pérez Espinosa (PRD-PT-PCP)

     

    •Es licenciado en Administración de Empresas por la UASLP, se ha desarrollado profesionalmente en la industria y el comercio.

    •Militó en el PRI, por el cual contendió también para la alcaldía capitalina y por el mismo partido fue electo diputado local en 2012.

    •En su actividad pública destaca como dirigente de sectores empresariales e industriales, además de haber presidido el patronato de la Feria Nacional Potosina.

     

    Sergio Serrano Soriano (Morena)

     

    •Ingresó al Instituto Politécnico Nacional (IPN), en la carrera de Físico Matemático.

    •No milita en ningún partido ni ha ocupado cargos de elección popular, sólo se le conoce actividad social en temas ambientales como el Frente Amplio Opositor (FAO)

     

     

    SONORA

     

    Claudia Pavlovich (PRI-PVEM-PANAL)

     

    •Senadora con licencia. Es originaria de Magdalena de Kino. Es hija de la exalcaldesa de Hermosillo Alicia Arellano y estudió Derecho en la Universidad de Sonora.

    •Ha sido regidora del ayuntamiento de Hermosillo, presidenta del PRI municipal y estatal, así como diputada local. En 2012 fue elegida senadora, pero dejó su escaño el 21 de enero para contender por la gubernatura.

    •El PRI la designó su candidata de unidad, con lo que dejó de lado al también senador Ernesto Gándara, al diputado Antonio Astiazarán Gutiérrez y al titular de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), Jesús Alberto Cano Vélez. 

    •Es la única mujer en la contienda y de ganar se convertiría en la primera gobernadora del estado.

    •En su contra se han manifestado padres de los niños muertos en 2009 en la Guardería ABC, pues la acusan de haber enviado al juez encargado del caso, para respaldar la honorabilidad de los dueños de dicha estancia y que éstos pudieran enfrentar el proceso penal en libertad

     

     

    Javier Gándara Magaña (PAN)

     

    •Nacido en Hermosillo, estudió Administración de Empresas en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Es primo del actual senador priista Ernesto Gándara Camou.

    •Fue alcalde de Hermosillo entre 2009 y 2012, postulado por el PAN. Se unió al panismo en 2002, luego de abandonar el priismo. 

    •A finales de 2014, el PRI local lo denunció por la presunta malversación de 231 millones de pesos durante su gobierno.

    •Es señalado como un político cercano al actual gobernador, Guillermo Padrés.

    •Fundó el Grupo Ganfer, dedicado a negocios agropecuarios, comerciales e inmobiliarios, y la fundación Ganfer, de asistencia social. Ha sido consejero de empresas como Banamex en Sonora, presidente de la Canacintra Hermosillo, vicepresidente de la Cruz Roja de esa ciudad y profesor en la Universidad de Sonora.

     

    Carlos Navarro López (PRD

     

    •Nació en San Ignacio Río Muerto y estudió Agronomía en la Universidad de Sonora y una maestría en Sociología Rural en Chapingo. Se ha desempeñado como profesor de Sociología y Administración Pública en la Universidad de Sonora.

    •Es de los fundadores del PRD y fue dirigente estatal del partido. Coordinador de las campañas del expresidente nacional del PRD, Jesús Zambrano, cuando quiso ser gobernador de Sonora en 1997 y en 2003.

    •Fue diputado federal de 2007 a 2009 y actualmente se desempeñaba como diputado local por segunda vez.

     

     

    Javier Lamarque Cano (Morena)

     

    •Estudió Sociología en la Universidad de Sonora. Fue de los fundadores del PRD en Sonora y fue presidente municipal de Cajeme entre 1997 y 2000.

    •Tras la elección de 2006, cuando Andrés Manuel López Obrador conformó lo que llamaba su "gobierno legítimo", lo nombró subsecretario de Desarrollo Económico.

    •Asumió la dirigencia estatal del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en Sonora, 

    •El propio López Obrador reconoció en su cuenta de Facebook que la designación de Lamarque se daba después de que Ana Gabriela Guevara y Alfonso Durazo declinaron ser candidatos.

     

     

    Jaime Moreno Berry (PT)

     

    •Originario de Tijuana, Baja California, radica en Hermosillo desde hace 20 años.

    •Es el comisionado estatal del PT en el estado. No ha tenido otros cargos de elección popular.

    •Al declinar Ana Gabriela Guevara para encabezar una coalición PRD-PT, Moreno Berry se quedó como candidato del partido

     

  • ¿CÓMO VA LA LUCHA CONTRA EL CRIMEN ORGANIZADO?
    ¿CÓMO VA LA LUCHA CONTRA EL CRIMEN ORGANIZADO?

     

    En seguridad la administración del presidente Enrique Peña Nieto se ha concentrado en la desarticulación de las bandas delincuenciales y la captura de sus integrantes. Asimismo, se fijó una meta de 122 objetivos de quienes a la fecha no se saben sus nombres en su totalidad.

     

    De acuerdo con la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) y la Procuraduría General de la República (PGR), se han detenido a 92 capos catalogados como de “extremo peligro”, aunque en su página oficial la PGR sólo ubica a 35 de ellos, ya detenidos o muertos, durante esta administración.

     

    De esta cifra, la mayoría son lugartenientes y operadores financieros, mientras que los líderes de estas bandas han caído en menor proporción.

     

    Al respecto, los expertos estiman que el gobierno federal ha capturado en los últimos años a los más emblemáticos capos de la droga dando paso a una era muy diferente a la de “los viejos tiempos” que se dio en los años ochenta. Entre los más destacados por la prensa están “El Chapo”, “La Tuta”, “Z-40”, “El H” y “El Viceroy”.

     

    En este sentido, Quadratín México realizó un conteo de las aprehensiones de delincuentes realizadas en el actual sexenio, quienes según la información de la PGR, eran señalados como de “alto riesgo para la seguridad nacional”.

     

    El cártel más golpeado por las autoridades ha sido el de Los Zetas, al que se le considera el más sanguinario, con 13 de sus integrantes capturados en diferentes operativos de la federación en la zona norte del país.

     

    En segunda instancia están los disminuidos Caballeros Templarios, que sufrieron las aprehensiones y bajas de sus principales líderes y fundadores, el último ha sido Servando Gómez Martínez “La Tuta”.

     

    En tercera posición, el Cártel del Pacífico o Sinaloa, con al menos cinco de sus integrantes que resultaron capturados, siendo el más llamativo el máximo líder y el hombre más buscado en el mundo, Joaquín Guzmán Loera “El Chapo”, también destaca Juan José Esparragoza Jiménez, hijo de Juan José Esparragoza Moreno “El Azul” (de quien aún no se sabe con exactitud si está vivo o muerto).

     

    En la siguiente lista de Quadratín basada en los datos de la PGR se presentan los capos que fueron aprehendidos o ejecutados por las fuerzas federales:

     

     

    • Los Zetas

       

      Fernando Galaviz García o Jesús Alberto Galaviz Vega, “El Pinky”

       

      Jaime Cabello Figueroa, “La Matraca”

       

      Juan Carlos Guerra Nava, “El Guerra o El Cali”

       

      Vicente Molina Moreno, “El Vicentillo”

       

      Eduardo Alejandro Salomón Garza, “El Pelakas”

       

      Francisco Dair Montalvo Regio, “El Rocky”

       

      Alfonso Zamudio Quijada “El Samurai”

       

      Román Ricardo Palomo Rincones, “El Coyote”

       

      Gerardo García Flores, “Pokemón”

       

      Miguel Ángel Treviño Morales, “El Z-40”

       

      Omar Treviño Morales, “El Z42”

       

      Samuel Sánchez Lemus, líder en Coahuila

       

      Mario Alberto Arce Moreno, jefe de plaza en Tamaulipas

       

       

    • Cártel de los Caballeros Templarios

       

      Servando Gómez Martínez, “La Tuta”

       

      Flavio Gómez Martínez, operador financiero de los Templarios, hermano de “La Tuta”

       

      Enrique Plancarte Solís, “El Kike Plancarte”

       

      Nazario Moreno González, “El Chayo” (fundador del cártel)

       

      Dionisio Loya Plancarte, “El Tío”

       

      Francisco Galeana Núñez, “El Pantera”

       

      Mario Álvarez Espinosa, “El Metro”

       

       

    • Cártel del Pacífico o Sinaloa

       

      Mario Núñez Meza, “El M10”  

       

      Inés Coronel Barrera, “El Uno o El Suegro”

       

      Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”

       

      José Juan Esparragoza Jiménez, Hijo de “El Azul”

       

      Joel Vázquez Baldenegro, colaborador de Esparragoza

       

       

    • Cártel de Juárez

       

      Alberto Carrillo Fuentes, “Betty la Fea”

       

      Vicente Carrillo, “El Viceroy”

       

       

    • Cártel del Golfo

       

      Mario Armando Ramírez Treviño, “X-20 o El Pelón”

       

      José Iván Chao Llanes o Federico de León Gómez, alias “El Guasón” líder regional en Tampico

       

       

    • Cártel Jalisco Nueva Generación

       

      Rubén Oseguera González, hijo de Nemesio Oseguera Cervantes

       

       

    • Cártel de Los Arellano Félix

       

      Fernando Sánchez Arellano, “El Ingeniero”

       

       

    • Cártel de los Beltrán Leyva

       

      Héctor Beltrán Leyva, el “H”

       

      Germán Goyeneche Ortega, operador financiero de “El H”

       

       

    • Cártel de Los Rojos

       

      Rubén Mazari Sánchez o Rubén Alejandro Aguilar, “El Charro”

       

       

    • Cártel de los Guerreros Unidos

       

      Sidronio Casarrubias Salgado

       

       

      Por otro lado, la decapitación de los cárteles no ha significado la victoria del gobierno federal porque muchas veces también derivan en escisiones más despiadadas que encuentran recursos en otros crímenes como el secuestro y la extorsión.

       

      Ante este escenario, los expertos mencionan que el único cártel que parece haber escapado a esta dinámica es el de Sinaloa, considerado el más poderoso, pese a la captura en 2014 de su jefe supremo Joaquín “El Chapo” Guzmán. Si se le compara a una empresa multinacional, capaz de cambiar sutilmente de jefes, su nuevo director ejecutivo sería Ismael “El Mayo” Zambada, de 67 años.

       

      “La única organización que sigue funcionando con gran potencia es el cártel de Sinaloa y la razón es que, tras la captura de el Chapo, el sucesor fue Zambada”, dijo Mike Vigil, exjefe de operaciones internacionales de la DEA, la agencia antidrogas estadounidense.

       

      En contraste, el relevo de mando en Los Zetas es mucho menos pacífico.

       

      Omar Treviño “Z-42”, nunca pudo ejercer el control absoluto tras el arresto en 2013 de su hermano Miguel Ángel Treviño Morales “Z-40”, debido a “su perfil extremadamente violento”, aseguró el comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, quien dijo que se prevé un posible surgimiento de “guerras intestinas” por el poder.

       

      Cabe mencionar que este tipo de pugnas también se produjeron en el Cártel del Golfo –exaliado y ahora enemigo de Los Zetas–, causando este año un repunte de las balaceras en la comercial frontera noreste con Estados unidos.

       

      “Lo que pasa muchas veces con estas organizaciones criminales, cuando anulan la cabeza, es que es el jefe de sicarios o el que administra el negocio son los que se hacen cargo de la organización”, apunta Javier Oliva, experto en seguridad de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

       

      En cuanto al estado de Guerrero, de acuerdo a un mapa que elaboró la PGR, esta  entidad es la que cuenta con mayor presencia de cárteles, células y pandillas vinculadas al narcotráfico en todo el país. Son cinco grandes organizaciones criminales –Los Zetas, Cártel del Pacífico, Los Caballeros Templarios, Cártel de la Barbie y Beltrán Leyva– que controlan a otras 21 de menor tamaño.

       

      Entre éstas se encuentra la de Guerreros Unidos, la que supuestamente es responsable de las ejecuciones de los 43 estudiantes normalistas, ocurridas el pasado 26 y 27 de septiembre de 2014. Asimismo, el mapa criminal de la PGR indica que este grupo sirvió a los intereses de La Familia Michoacana.

       

      Por su parte, un reporte de la DEA señala que Los Caballeros Templarios se disputan el control de la entidad con los Beltrán Leyva. Por lo que la vigilancia de las fuerzas federales para evitar confrontaciones y recrudecimiento de la violencia debe ser cuidadosa, ya que pese a la detención de grandes figuras el asunto no se encuentra solucionado y en cualquier momento pueden enviarse mensajes para mostrar que su “poder” continúa.

       

      En tanto, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) parece haber tomado represalias contra las autoridades locales y federales, lo cual puede ser efecto de las detenciones o abatimientos de algunos de sus integrantes, por lo que el repunte de violencia en Jalisco ha tenido gran fuerza en el último mes, situación que se constata al revisar que derivado de las emboscadas se han asesinado al menos 20 policías en apenas 19 días.

       

      Los recientes hechos violentos dan muestra de una mayor actividad por parte de CJNG, estructura presuntamente liderada por Nemecio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”.

       

      De acuerdo con autoridades estatales, estos repuntes corresponden a una reacción por parte del cártel debido al abatimiento de Heriberto Acevedo Cárdenas, alias “El Gringo”, presunto jefe de plaza de dicho cártel, quien tras atacar a los uniformados cayó muerto junto con otros tres integrantes de su célula el pasado 23 de marzo en el municipio de Zacoalco de Torres.

       

      Debido al uso de una “eficiente estrategia regional”, CJNG ha sido de las estructuras criminales que menos bajas han resentido tras la comisión de actos violentos como los recientes ataques contra policías.

       

      De hecho, la PGR indicó en un informe que tras el reacomodo en las organizaciones criminales esta es la más poderosa en el país.

       

     

  • PANORAMA NACIONAL: Guerrero, elecciones y más
    PANORAMA NACIONAL: Guerrero, elecciones y más

    Guerrero, el foco rojo

    En este segundo mes del año, el tema Ayotzinapa parece estar saliendo de la mirada central de los medios, con algunos chispazos de cuando en cuando. Tlatlaya, sin resolverse del todo, también ha pasado a formar parte del pasado, del annus horribilis.

     

    La situación en Guerrero sigue complicada, pero ya no por el caso de Iguala, o no sólo por eso. El crimen organizado parece estar aprovechando el corte de cabezas que el gobierno federal hizo del cártel de Guerreros Unidos (CGU) para redefinir fronteras y negocios.

     

    Los maestros de la Coordinadora de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) aprovechan la inercia que traían por el caso Ayotzinapa para reivindicar su lucha: no a la nueva reforma educativa y regresar el pago magisterial al gobierno estatal, al que pueden imponer plazas fantasmas y aviadores.

     

    Por su parte, las policías comunitarias se consolidan y se plantean expandir su actividad, como sucediera en Michoacán, con las particularidades que tiene este tipo de organización en Guerrero.

     

    El arresto del hermano y el sobrino del exgobernador Ángel Aguirre por un desvió de 287 millones de pesos puede ser interpretado como una advertencia al exmandatario o bien como una aproximación que llevará a su arresto. En cualquier caso, se da en el momento en que el PRD se prepara para elegir a quien será su abanderado en la candidatura estatal. Así, llega Aguirre a esta decisión mermado.

     

    La Línea Dorada y Ebrard

     

    De igual manera, vale señalar brevemente el tema de la Línea 12 de Metro de la ciudad de México, que ha caído de rebote en el gobierno federal por la propuesta de los legisladores de que sea en este nivel donde se trate y por la acusación de Marcelo Ebrard de que el informe del Congreso que lo responsabiliza fue elaborado en Los Pinos.

     

    El apoyo de López Obrador a la causa de Ebrard abre la puerta para que este último se sume en fecha próxima a MORENA y tal vez logre una diputación federal que le garantizaría impunidad por el lío de la Línea Dorada.

     

    Es claro que ni AMLO ni Ebrard quieren conflictuarse con el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, por eso han abrazado la idea de culpar a la Presidencia de la República, que no se ha dado por aludida.

     

    Por lo pronto, Ebrard ya solicitó que el PRD lo considere en las listas para una diputación plurinominal. Si la dirección de ese partido se la concede estará abrazando la idea de que el exjefe de Gobierno debe ponerse a salvo de toda responsabilidad, al concederle la impunidad que le garantiza una diputación federal.

     

    Sin embargo, es poco probable que el PRD tome en cuenta la petición de Ebrard, ya que incluirlo en las listas significaría probablemente enfrentarse con el actual jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera. En este caso, Ebrard muy probablemente emprenda una retirada estratégica a MORENA.

     

    Se cancela tren con orden verbal

     

    La cancelación del tren Querétaro-Distrito Federal parece estar complicándose para el gobierno federal. Ante un requerimiento del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), la Secretaría de Comunicaciones y Transportes contestó que había sido una instrucción verbal del presidente Peña Nieto y que por lo tanto no existía un documento oficial.

     

    Se trata de una nueva pifia del titular de esta dependencia puesto que supone que ante una licitación legal, bastó una instrucción verbal, sin mayores razones, para echarla abajo. Esta respuesta deja al presidente Peña Nieto mal parado y abre un flanco para demandas y acusaciones, como de hecho está sucediendo.

     

    En efecto, Reuters ha informado que la constructora China Railway Construction Corporation (CRCC) planea pedir al gobierno mexicano una indemnización no especificada por la cancelación de la obra del tren mencionado. La demanda cuenta con el apoyo del gobierno chino y el asunto está llamando la atención de la prensa internacional.

     

    Michoacán: sale comisionado, entra general

     

    Como se señaló en el informe pasado, el momento que se escogió para la salida del comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, y la forma en que se llevó a cabo constituye un desacierto para el gobierno federal.

     

    Esta salida se da luego de dos fuertes enfrentamientos en Tierra Caliente y de cuestionamientos a la estrategia federal por parte de opositores. Además, se le remueve sin que mediara un evento especialmente pensado y convocado para tal propósito, que le permitiera hacer un balance de su labor en el estado y presentar un informe pormenorizado.

     

    La decisión parece precipitada y se reitera que parece un paso atrás, toda vez que se sustituye una estrategia amplia que combinaba seguridad con desarrollo social y económico por una nueva estrategia que sólo tocará el primer tema, a juzgar por el nombramiento del general Felipe Gurrola.

     

    Es cierto que la figura de Castillo estaba muy desgastada, pero su salida debió ser mejor planeada y después de presentar un informe de los muchos aciertos y los faltantes. Además, debió ser sustituido por alguien que garantizará seguir con la estrategia amplia que se planteó desde un principio.

     

    Una encuesta publicada por el diario Excélsior el pasado 26 de enero destaca que en comparación con enero de 2014, que fue cuando se implementó el operativo federal de seguridad en Michoacán, un 49% de michoacanos opina que ha mejorado algo o mucho la seguridad, por un  41% que señala que ha empeorado algo o mucho.

     

    Para Castillo la evaluación que arroja dicha encuesta no es muy positiva: 36% de los michoacanos evalúan como mala o muy mala labor de Castillo en el estado; 44% como regular y sólo 15% como buena o muy buena.

     

    Un dato importante es que 86% de los michoacanos, consideran que no ha habido una disminución en lo que a asesinatos y a la ola de violencia en el estado se refiere. Por supuesto, el porcentaje de quienes consideran que sí ha habido mejorías en torno a ambos rubros, es marginal: en enero de 2015 se ubica sólo en 12%; mientras que para enero de 2014 se ubicaba en 31%.

     

    Asimismo, la percepción en torno a que la estrategia encabezada por Castillo logó mermar al grupo delincuencial los “Caballeros Templarios” es baja, sólo 17% considera que así ha sido, por un abrumador 72% de michoacanos que considera que no.

     

    En síntesis, la percepción de los michoacanos es negativa para la labor que venía realizando el gobierno federal a través del comisionado Alfredo Castillo. Esto, aunque injusto, puede tener explicaciones sencillas.

     

    Los enfrentamientos entre autodefensas son recientes y pueden haber impactado la opinión inmediata de los michoacanos. Por otro lado, el abandono de los funcionarios del gobierno federal ha contribuido sin duda, empezando por la ausencia del presidente de la República.

     

    Servando Gómez, “La Tuta”, uno de los objetivos que en su momento el propio Castillo planteó como relevante con relación a su labor en Michoacán, ha aprovechado el momento de la salida del funcionario federal para lanzar un “último” audio en el que se despide, asegura que está arrepentido de sus actos y rechaza todo trato con fuerzas federales.

     

    La despedida mediática de “La Tuta” parece un desafío a los esfuerzos federales para capturarlo y un señalamiento de las acciones del grupo delincuencial “Los Viagra”. Con esto, Gómez deja claro que “Los Caballeros Templarios” (CT) no están acabados y que él es el líder indiscutible.

     

    Y si con “La Tuta” se fracasó en su aprehensión, los enfrentamientos armados continúan. El día último del mes se dio a conocer uno que duró varias horas. El hecho se dio en el municipio de Tumbiscatío y, según los medios, un grupo perteneciente a la Policía Rural se lio a balazos con delincuentes de los CT. El saldo fue de cinco muertos, todos del bando criminal.

     

    De nueva cuenta, es claro que la estrategia federal en el estado fue en gran medida exitosa, pero no se ha sabido promover adecuadamente ante la opinión pública y lo cierto es que el gobierno federal la dejó a medias.

     

    Sería importante que el gobierno federal diera claras muestras de que la estrategia integral, con o sin Castillo al frente, se mantiene vigente. Es necesario que se difunda también un balance pormenorizado de los resultados obtenidos hasta ahora en los distintos frentes, lo cierto es que, como lo muestra la encuesta de BGC-Excélsior, la población parece no compartir la opinión de Castillo en torno a los positivos resultados que se han registrado con la estrategia planteada por el gobierno federal.

     

    Arrancan los comicios

     

    El inicio de los procesos electorales ha comenzado a ser motivo de una cada vez más mayor atención mediática. Por lo pronto, durante las dos semanas que cerraron el mes de enero, llamaron la atención las expresiones de diversos actores políticos relacionadas con el tenso panorama en Guerrero, pues parece claro que no existen todavía las mejores condiciones para que los comicios se lleven a cabo con normalidad.

     

    Sin embargo, a diferencia de los días pasados, ahora el Instituto Nacional Electoral (INE), el gobierno federal y diferentes personajes políticos han arremetido a favor de la celebración de comicios en el estado.

     

    Por ejemplo, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, garantizó que habrá elecciones en Guerrero; afirmó que un grupo no puede decidir por la gran mayoría de los que quieren elegir a quienes los gobernarán en los próximos años, por lo que anunció que en los próximos días el gobierno federal tomará acciones contundentes con algunos grupos para alcanzar acuerdos y garantizar la tranquilidad y elecciones libres.

     

    El dirigente nacional del PRD, Carlos Navarrete, hizo declaraciones en torno al tema, afirmando que si el gobierno de la Republica y los responsables del INE permiten que un grupo de personas impidan que en un estado no haya elecciones esto significará un “golpe de Estado blando”.

     

    También César Camacho Quiroz, dirigente nacional del PRI, habló en torno al tema y afirmó que sería peligroso no realizar las elecciones en dicho estado. Para Camacho, el riesgo es alto, aunque considera que una intensa participación ciudadana, lo podría evitar.

     

    El propio líder de MORENA, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha declarado su oposición a cancelar los comicios y, en este sentido, ya ha nombrado a quien será el candidato de su partido en Guerrero. El INE, por su parte, ya adoptó una serie de medidas extraordinarias para garantizar la celebración de comicios en la entidad.

     

    La unión de fuerzas políticas e instituciones alrededor de la celebración de comicios reduce significativamente el problema a algunos municipios y organizaciones. En menos de un mes, el panorama en Guerrero a favor de la celebración de la jornada electoral parece fortalecido.

     

    Por la lógica del proceso mismo, los partidos están ocupados en sus procesos internos para seleccionar a quienes serán sus candidatos, más que en atacarse unos a otros. El PRI ha recurrido a un cabildeo interno entre los posibles candidatos, en el que se dice que el presidente Peña Nieto opina y decide.

     

    En todo caso, la opinión presidencial parece estar dándose no en función de cercanías, sino de un real interés político, como lo demuestra el caso de Nuevo León, en el que quedaron en el camino dos personajes (Ildefonso Guajardo y Cristina Díaz) mucho más cercanos a su persona, pero que en las encuestas aparecían abajo de quien finalmente terminó siendo la candidata: Ivonne Álvarez.

     

    Hasta ahora, el PRI ha designado candidatos a las gubernaturas de: Baja California Sur (Ricardo Barroso), Campeche (Alejandro Moreno), Colima (José Ignacio Peralta), Guerrero (Héctor Astudillo), Michoacán (José Ascensión Orihuela), Nuevo León (Ivonne Álvarez) y Sonora (Claudia Pavlovich). La forma de selección ha sido criticada, pero hasta ahora ha resultado eficiente y sin conflictos.

     

    En el resto de los partidos el proceso de selección está igualmente cerrado, con direcciones que se han dado todos los derechos. En el PAN es el grupo de Madero Ruiz el que está decidiendo con apoyo de sus aliados. En el PRD son las direcciones de las tres corrientes más fuertes y en MORENA es Andrés Manuel López Obrador (AMLO) el que define.

     

    En el PAN hay dos candidatos ya seleccionados: Campeche (Jorge Rosiñol Abreu) y Michoacán (Luisa María Calderón). En el resto de los estados hay pugnas entre la dirección nacional y los grupos locales (Sonora y Querétaro, por ejemplo) o bien se buscan alianzas con otros partidos (por ejemplo en Nayarit, Colima y Guerrero con el PRD).

     

    En el PRD la decisión de las candidaturas se cruza con la crisis interna que padece ese partido y con la salida de cuadros relevantes (Cárdenas y Encinas). Así, Silvano Aureoles se perfila para repetir como candidato en Michoacán. En Guerrero se ha dado de facto una alianza entre el exgobernador Aguirre y Nueva Izquierda para llevar a Sofío Ramírez a la candidatura y dejar a Beatriz Mojica a un lado con el riesgo de que decida sumarse a otra campaña.

     

    En San Luis Potosí el PRD está en problemas, luego de que se descubriera que su mejor carta para la candidatura a gobernador tiene vínculos con la delincuencia organizada. Esta situación hace posible que de manera emergente se acerquen al PAN.

     

    En los demás estados, sólo Campeche (Fernando Dante Imperiale) y Sonora (Ana Gabriela Guevara) tienen candidato perredista. Es posible que, dada su crisis, el partido del Sol Azteca busque alianzas con los partidos menos representativos.

     

    Por parte de MORENA, López Obrador lleva meses designando candidatos: Querétaro (Cecilia Maya García), Campeche (Layda Sansores), Michoacán (María de la Luz Núñez Ramos), San Luis Potosí (Sergio Serrano Soriano), Colima (Francisco Gallardo), Sonora (Javier Lamarque Cano) y Baja California (Víctor Manuel Castro Cosío).

     

    Por supuesto, AMLO habrá de confirmar quienes siguen siendo sus candidatos dado que a muchos de ellos los señaló desde mediados del año pasado y luego del escándalo en Guerrero es posible que cambie algunos nombres. En este sentido, se recordará que en mayo pasado el líder de MORENA presentó a Lázaro Mazón como su candidato, pero luego de conocerse la cercanía de este con los Abarca, cambio por Pablo Sandoval Ballesteros.

     

    Hasta ahora, se asiste a procedimientos cupulares, falta de cuadros con posibilidades y búsqueda de alianzas de última hora. En este panorama, la disciplina priista ha permitido que el partido tricolor sea el más exitoso en la designación de candidatos.

  • Ayotzinapa ¿Una crisis o la crisis?
    Ayotzinapa ¿Una crisis o la crisis?

    A MÁS DE 2 meses de la muerte de seis personas y la desaparición de 43 estudiantes de la normal Raúl Burgos, es claro que el gobierno federal afronta una crisis política que no se ha sabido o podido manejar adecuadamente.

     

    Ha habido otras crisis políticas en el pasado: en el 2006, luego del apretado triunfo de Felipe Calderón; durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari por los conflictos postelectorales; en 1988, por la caída del sistema, etc. Todas estas crisis han sido superadas por diferentes medios. Algunas de ellas se enfrentaron con reformas legales, nuevos programas gubernamentales o simplemente con voluntad. 

     

    La buena noticia es que la crisis provocada por el caso Ayotzinapa tenderá a pasar, pero no sin dejar consecuencias que se pueden extender largos periodos. Por ejemplo, luego de la crisis de 2006 la desconfianza hacia el Instituto Federal Electoral fue en aumento, lo que ha dañado la credibilidad en las elecciones. Al mismo tiempo, la polarización alcanzada en los momentos más álgidos ha durado años.

     

    En este sentido, la crisis política que se desató luego de la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa no ha amainado, ni en el plano nacional, ni en el internacional. El movimiento sigue logrando simpatías en muy diversos sectores sociales y, en consecuencia, críticas y exigencias al gobierno federal. 

     

    Ayotzinapa ha abierto un tema al que los gobiernos de Calderón y Peña Nieto no habían querido entrar de lleno: el de los desaparecidos con nombre y los muertos anónimos, mayormente encontrados en fosas clandestinas.

     

    Por otro lado, las investigaciones que lleva a cabo el gobierno federal dan la apariencia de estar estancadas. Pareciera que la información que proporcionó el procurador Jesús Murillo Karam el pasado 7 de noviembre, fue también el momento de clausura de los trabajos de investigación por parte de la administración federal, como si dieran el caso por cerrado.

     

    La actuación gubernamental ha generado espacios vacíos y un renovado sentimiento de agravio por parte de diversos sectores sociales, que ha sido aprovechado por diversas corrientes opositoras, como la CNTE y la CETEG para su propia agenda. Sin embargo, el sentimiento de enojo es real y extendido, no sólo por lo sucedido en Ayotzinapa, sino por un sinnúmero de abusos de la clase política que, para mala fortuna, se centran en la figura presidencial.

     

    Se ha fabricado la imagen de un gobierno que desdeña el clamor generalizado y que está haciendo todo lo posible por dar vuelta a la página, en detrimento de su responsabilidad de aclarar de forma exhaustiva y profesional lo ocurrido en Iguala. Lo peor, es que a veces el gobierno federal da la impresión de estar paralizado en lo político. Esto ha dado pie a que se fortalezca la convicción social de que es necesario llevar a cabo protestas multitudinarias, las cuales se han ubicado como el centro de la coyuntura. 

     

    El rechazo tajante por parte del gobierno federal a permitir actos de violencia durante las manifestaciones públicas, si bien pudo haber sido bien recibido por parte de algunos sectores sociales, nuevamente se convirtió en motivo de críticas debido a los errores por parte de las autoridades gubernamentales en los arrestos y tratamiento a las personas consignadas. 

     

    En principio, el momento que el jefe del Ejecutivo eligió para anunciar que no se permitirían abusos por parte de grupos durante las manifestaciones fue equivocado: lo hizo apenas descendió del avión presidencial luego de su gira internacional para participar en el Foro de Cooperación Económica de Asia-Pacífico, en la Cumbre del G-20 y realizar una visita de Estado a China. ¿Por qué no hablar de la gira de trabajo y dejar para más adelante los temas nacionales? 

     

    Por supuesto, tal declaración generó expectativa frente a las movilizaciones que tendrían verificativo en varias partes del país el 20 de noviembre. Durante las protestas en la capital del país ese día, hubo episodios de violencia y se realizaron diversas detenciones, tanto por parte de autoridades policiales del DF como federales. Estos hechos sirvieron para acusar a ambos gobiernos, una vez más, de criminalizar las protestas sociales.

     

    Al otro día de las aprehensiones comenzó una campaña política y mediática que subrayaba la inocencia de los arrestados. El gobierno federal contestó que había elementos que probaban su culpa. Los excesivos cargos imputados a los jóvenes en un principio no hicieron más que empeorar la situación. 

     

    Ante los señalamientos, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, aseguró que las autoridades procedieron conforme a la ley y que no se trató de un exceso enviar a 11 detenidos a penales de Veracruz y Nayarit, pues por tratarse de delitos federales correspondía el envío a estos lugares en tanto continúa el proceso. 

     

    Uno de los casos que más llamó la atención de entre los 11 que fueron detenidos el 20 de noviembre, es el de Laurence Maxwell, escritor y músico chileno de 47 años, quien cursa un doctorado en Letras en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). A él se le acusó también por delincuencia organizada, tentativa de homicidio y motín.  

     

    Como era de esperarse, su detención causó una importante reacción por parte de medios internacionales y del gobierno chileno, luego de que la propia presidenta Michelle Bachelet manifestara que su gobierno daría todo el apoyo necesario para impulsar la liberación de Maxwell. Sin embargo, no hubo mayores consecuencias en la relación con ese país, como lo muestra la presencia de la mandataria conosureña en la Cumbre Hispanoamericana celebrada en Veracruz.

     

    Pese a las afirmaciones de Osorio Chong, por falta de pruebas un juez federal ordenó la liberación de las 11 personas detenidas por los disturbios del pasado 20 de noviembre. En un comunicado, el Poder Judicial de la Federación dijo que el auto de libertad inmediata fue ordenado por “insuficiencia de pruebas” e “inconsistencias en las declaraciones de los agentes aprehensores”.

     

    La liberación de los 11 detenidos por autoridades federales, constituye un nuevo traspié para el gobierno federal. La fotografía que queda es la de un gobierno que una vez más muestra que carece de los medios necesarios para lograr detener a quienes sí participan en hechos de violencia y que a cambio recurre a detenciones arbitrarias fincando responsabilidades excesivas. 

     

    Dos nuevos casos refuerzan esta idea: el primero es el ingreso de militares armados a la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Coahuila para identificar a alumnos y profesores que participaron en manifestaciones de solidaridad con los 43 normalistas desaparecidos. 

     

    A pesar de que el Ejército mexicano anunció castigos ejemplares para los cinco militares involucrados, quienes ya se encuentran bajo arresto, al tiempo que se ha garantizado la seguridad de los universitarios, lo cierto es que la lectura que se hace de este hecho es que se está tratando de amedrentar a los jóvenes para que no participen en las manifestaciones. 

     

    El otro caso es el de la detención (al interior de instalaciones de la UNAM), y eventual liberación de Sandino Bucio, alumno de la facultad de Filosofía y Letras conocido por su activismo y participación en el movimiento #YoSoy132.   El episodio causó una reacción por parte de las autoridades de la UNAM, la cual manifestó su rechazo a la forma “imprudente” como fue detenido Bucio, por lo que demandó que en éste y todos los casos similares, se respeten el derecho al debido proceso y las garantías básicas de los detenidos.

     

    De nueva cuenta se abona a la imagen de un gobierno dedicado a  reprimir las expresiones sociales de repudio, ante la falta de resultados concretos y significativos en torno al caso Iguala. 

     

    Por supuesto, hay otra narrativa alternativa a esta, más preocupante que la anterior: el gobierno federal ha perdido el control de las fuerzas armadas, que están reaccionando negativamente ante la presión de la crisis. 

     

    Conviene señalar que todo lo anterior ha cuestionado el manejo prudente que el presidente Peña Nieto planteó en torno al tema, pues su énfasis fue que el gobierno federal respetaría y velaría por el derecho ciudadano a la libertad de expresión y a la protesta, pero que no permitirían que actos de vandalismo y violencia empañaran las manifestaciones legítimas. Era un mensaje claro, que al parecer no logró ser comprendido a cabalidad por la totalidad de los mandos de las distintas corporaciones de seguridad del país. 

     

    No obstante estos errores y omisiones, el movimiento parece afectado por tres factores: la cercanía de las fiestas navideñas que en el pasado han logrado desactivar fuertes conflictos; el agotamiento natural del movimiento, como lo muestran las últimas dos manifestaciones (del 1 y seis de diciembre), que no lograron los niveles de asistencia de otras ocasiones; y, finalmente, la cada vez más fuerte idea de que el doloroso caso de Ayotzinapa está siendo utilizado para otros fines. 

     

    Ayotzinapa no será la crisis que derrumbe al gobierno de Peña Nieto, pero es una crisis seria que no debería ser interpretada solamente como un complot de intereses afectados, sino como lo que es, un cuestionamiento a la situación del país y a la forma en que está funcionando la estructura política-institucional: Congreso, PGR, partidos, etc.

     

    Los partidos, incluido MORENA, debían reconocer que el desgaste de Peña Nieto reflejado en las recientes encuestas, no es un problema de un sólo actor político, sino de todos, incluidos sectores que generalmente gozan de simpatía. Hoy, de acuerdo a esas mismas encuestas, la credibilidad de iglesias, universidades, televisoras, empresarios, etc. está siendo puesta en duda. 

     

    Las malas noticias no viajan solas. En el terreno económico, que había tenido un comportamiento mediocre, la caída del precio del barril de petróleo y la devaluación del peso avizoran un mal año para 2015. Otro mal año, diríamos, en periodo electoral. La buena noticia para el PRI es que la caballada está flaca: el PRD anda por los suelos y el PAN no logra despegar. En una reciente encuesta sólo el suertudo Partido Verde y MORENA lograron aumentar un poco la intención de votos. 

     

    El movimiento por Ayotzinapa parece declinar, pero su cuestionamiento ahí queda. Tocará a la clase política decidir si la dura enseñanza se aprovecha para algo o no. Si el gobierno federal se disminuye a sí mismo, el sexenio de Peña quedará marcado por lo ocurrido en Iguala.

     

    Hay un peligro adicional. Quienes empujan una campaña contra Peña con medidas violentas podrían verse inclinados a radicalizarse al ver que el movimiento no hizo renunciar al presidente. 

     

  • AYOTZINAPA, ¿QUIÉN ES RESPONSABLE?
    AYOTZINAPA, ¿QUIÉN ES RESPONSABLE?

    Hacia finales del mes de septiembre se desató una crisis de violencia en el estado de Guerrero que ha rebasado a las autoridades estatales y que ha llamado la atención internacional, en especial el ataque de la policía a estudiantes, que causó seis muertes, y la desaparición de 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa. Pero estos hechos no son los únicos, por desgracia.

    Del viernes 26 de septiembre a la fecha se han registrado diversos crímenes. Sin ánimo de enlistarlos todos, he aquí algunos de los más significativos: el primero, es el que realizaran policías municipales de Iguala contra normalistas, el cual dejó un saldo de seis muertos, así como 43 estudiantes normalistas desaparecidos. Luego, trascendió que hallaron a un joven desollado perteneciente a la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa.

     

    El 28 de septiembre, en Acapulco, al interior de un restaurante en el hotel “El Mirador”, fue asesinado el secretario general del PAN-Guerrero, Braulio Zaragoza Maganda.

     

    Asimismo, el pasado 2 de octubre se confirmó que tres estudiantes de la Universidad Autónoma de Guerrero fueron secuestrados desde el domingo 28 de septiembre en  la zona de Tierra Caliente.

     

    Varios factores confluyen en el clima que ahora se vive en Guerrero:

     

    - La disputa por la plaza entre bandas enemigas, residuos de cárteles como el de los hermanos Beltrán Leyva, La familia, entre otros.

     

    - La incapacidad del gobierno estatal para combatir la inseguridad.

     

    - La complicidad de autoridades municipales y policías.

     

    - La ineficiencia de los partidos políticos que a la hora de seleccionar candidatos no investigan sus antecedentes.

     

    - La probable penetración de la delincuencia organizada en escuelas, como la normal de Ayotzinapa.

    - La desatención del gobierno federal en atender la situación de Guerrero, misma que desde tiempo mostraba signos alarmantes.

     

    - La lentitud y falta de profundidad con la que el gobierno federal ha respondido a la actual crisis. Luego de los hechos del 26 de septiembre, el gobierno federal anunció el envío de mil efectivos entre soldados, marinos y policías federales para reforzar la seguridad. Sin embargo, tal reacción era claramente insuficiente frente a las dimensiones y la gravedad de lo que se estaba viviendo.

     

    Posteriormente, se anunció que la PGR se encargaría del caso de los alumnos desaparecidos, pero sin mayor compromiso con la crisis de seguridad que se siente en el resto del estado. Esta situación destaca si se le compara con los operativos federales montados en Michoacán, Tamaulipas y el Estado de México ante situaciones menos graves.

     

    Es posible que la razón sea que el gobierno federal no desea involucrarse en la situación que vive Guerrero, con mucho producto de la falta de eficacia del gobierno estatal actual. Al menos, esto se trasluce con la declaración del presidente Peña Nieto, quien exhortó al ejecutivo local de Guerrero a asumir su responsabilidad ante la violencia en el estado y a emprender una investigación que aclare lo ocurrido y sancione a los responsables.

     

    Por supuesto, lo dicho por el Presidente fue interpretado como un llamado de atención al gobernador Ángel Aguirre. En respuesta, la dirección nacional del PRD salió en varias ocasiones a la defensa del gobernador. Esta defensa no es compartida por todo el PRD. Corrientes partidarias enemigas de Nueva Izquierda han atacado a esta por hacer caso omiso de las acusaciones que se conocían contra el alcalde Abarca, en el sentido de que sostenía nexos con el crimen organizado.

     

    Como quiera que sea, en su conferencia de prensa del 6 de octubre, el presidente Peña Nieto suavizó el tono hacia el gobernador guerrerense y se limitó a señalar que colaboraría con las investigaciones locales.

     

    Por lo pronto, las consecuencias siguen creciendo. La Organización de Estados Americanos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el Departamento de Estado de los Estados Unidos han solicitado que se lleve a buen puerto la investigación de los crímenes y desapariciones. La noticia ya corre por diarios y noticieros internacionales de gran alcance, como The Guardian, El País, BBC, CNN, etc.

     

    Actualmente, el panorama luce complicado para el gobierno federal. Por un lado, el gobernador de Guerrero hace esfuerzos para desentenderse de la responsabilidad de lo ocurrido en Iguala; por otro, organismos internacionales y nacionales, así como observadores, analistas y familiares de las víctimas esperan que las instancias federales resuelvan los crímenes.

     

    Es claro que el gobierno federal tiene que emplearse más a fondo, no sólo para resolver lo sucedido en Iguala, sino para impedir que siga ocurriendo en otras regiones del estado. La estrategia puede variar, pero el esfuerzo debe ser equivalente al empleado en otras entidades, como Michoacán o Tamaulipas.

     

    Por su parte, el PRD ha cometido un error monumental: dedicar el poco prestigio que le queda para defender a Ángel Aguirre y tratar de deslindarse del fugado presidente municipal, José Luis Abarca. Este partido debía reconocer que se equivocó en la selección de Abarca, pero que ahora no puede defender al gobernador.

     

    Si el gobierno federal fue lento en la respuesta, el gobernador Ángel Aguirre fue omiso y acaso cómplice pues sabía quién era y a qué se dedicaba el alcalde de Iguala.

     

    Decir, como algunos señalan, que fue un crimen de Estado reduce todo a un eslogan hueco, amén de que es falso. Fue un crimen con nombres y apellidos y con causas que deben ser establecidas. 

     

  • La crisis de Ayotzinapa
    La crisis de Ayotzinapa

    Hacia finales del mes de septiembre se desató una crisis de violencia en el estado de Guerrero que ha rebasado a las autoridades estatales y que ha llamado la atención internacional, en especial el ataque de la policía a estudiantes, que causó seis muertes, y la desaparición de 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa. Pero estos hechos no son los únicos, por desgracia.

     

    Del viernes 26 de septiembre a la fecha se han registrado diversos crímenes. Sin ánimo de enlistarlos todos, he aquí algunos de los más significativos: el primero, es el que realizaran policías municipales de Iguala contra normalistas, el cual dejó un saldo de seis muertos, así como 43 estudiantes normalistas desaparecidos. Luego, trascendió que hallaron a un joven desollado perteneciente a la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa.

     

    El 28 de septiembre, en Acapulco, al interior de un restaurante en el hotel “El Mirador”, fue asesinado el secretario general del PAN-Guerrero, Braulio Zaragoza Maganda. 

     

    Asimismo, el pasado 2 de octubre se confirmó que tres estudiantes de la Universidad Autónoma de Guerrero fueron secuestrados desde el domingo 28 de septiembre en  la zona de Tierra Caliente.

     

    Varios factores confluyen en el clima que ahora se vive en Guerrero:

     

    - La disputa por la plaza entre bandas enemigas, residuos de cárteles como el de los hermanos Beltrán Leyva, La familia, entre otros. 

     

    - La incapacidad del gobierno estatal para combatir la inseguridad.

     

    - La complicidad de autoridades municipales y policías.

     

    - La ineficiencia de los partidos políticos que a la hora de seleccionar candidatos no investigan sus antecedentes.

     

    - La probable penetración de la delincuencia organizada en escuelas, como la normal de Ayotzinapa. 

     

    - La desatención del gobierno federal en atender la situación de Guerrero, misma que desde tiempo mostraba signos alarmantes. 

     

    - La lentitud y falta de profundidad con la que el gobierno federal ha respondido a la actual crisis. Luego de los hechos del 26 de septiembre, el gobierno federal anunció el envío de mil efectivos entre soldados, marinos y policías federales para reforzar la seguridad. Sin embargo, tal reacción era claramente insuficiente frente a las dimensiones y la gravedad de lo que se estaba viviendo. 

     

    Posteriormente, se anunció que la PGR se encargaría del caso de los alumnos desaparecidos, pero sin mayor compromiso con la crisis de seguridad que se siente en el resto del estado. Esta situación destaca si se le compara con los operativos federales montados en Michoacán, Tamaulipas y el Estado de México ante situaciones menos graves.

     

    Es posible que la razón sea que el gobierno federal no desea involucrarse en la situación que vive Guerrero, con mucho producto de la falta de eficacia del gobierno estatal actual. Al menos, esto se trasluce con la declaración del presidente Peña Nieto, quien exhortó al ejecutivo local de Guerrero a asumir su responsabilidad ante la violencia en el estado y a emprender una investigación que aclare lo ocurrido y sancione a los responsables.

     

    Por supuesto, lo dicho por el Presidente fue interpretado como un llamado de atención al gobernador Ángel Aguirre. En respuesta, la dirección nacional del PRD salió en varias ocasiones a la defensa del gobernador. Esta defensa no es compartida por todo el PRD. Corrientes partidarias enemigas de Nueva Izquierda han atacado a esta por hacer caso omiso de las acusaciones que se conocían contra el alcalde Abarca, en el sentido de que sostenía nexos con el crimen organizado. 

     

    Como quiera que sea, en su conferencia de prensa del 6 de octubre, el presidente Peña Nieto suavizó el tono hacia el gobernador guerrerense y se limitó a señalar que colaboraría con las investigaciones locales. 

     

    Por lo pronto, las consecuencias siguen creciendo. La Organización de Estados Americanos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el Departamento de Estado de los Estados Unidos han solicitado que se lleve a buen puerto la investigación de los crímenes y desapariciones. La noticia ya corre por diarios y noticieros internacionales de gran alcance, como The Guardian, El País, BBC, CNN, etc.

     

    Actualmente, el panorama luce complicado para el gobierno federal. Por un lado, el gobernador de Guerrero hace esfuerzos para desentenderse de la responsabilidad de lo ocurrido en Iguala; por otro, organismos internacionales y nacionales, así como observadores, analistas y familiares de las víctimas esperan que las instancias federales resuelvan los crímenes. 

     

    Es claro que el gobierno federal tiene que emplearse más a fondo, no sólo para resolver lo sucedido en Iguala, sino para impedir que siga ocurriendo en otras regiones del estado. La estrategia puede variar, pero el esfuerzo debe ser equivalente al empleado en otras entidades, como Michoacán o Tamaulipas.

     

    Por su parte, el PRD ha cometido un error monumental: dedicar el poco prestigio que le queda para defender a Ángel Aguirre y tratar de deslindarse del fugado presidente municipal, José Luis Abarca. Este partido debía reconocer que se equivocó en la selección de Abarca, pero que ahora no puede defender al gobernador.

     

    Si el gobierno federal fue lento en la respuesta, el gobernador Ángel Aguirre fue omiso y acaso cómplice pues sabía quién era y a qué se dedicaba el alcalde de Iguala.

     

    Decir, como algunos señalan, que fue un crimen de Estado reduce todo a un eslogan hueco, amén de que es falso. Fue un crimen con nombres y apellidos y con causas que deben ser establecidas. 

     

  • ¿Qué dicen las encuestas sobre EPN?
    ¿Qué dicen las encuestas sobre EPN?

    Durante el mes de agosto se dieron a conocer algunas encuestas, las cuales incluyen datos sobre los niveles de aprobación ciudadana sobre la labor de Enrique Peña Nieto al frente del gobierno federal. Todas las encuestas difundidas muestran una tendencia a la baja en la aprobación del presidente de la República.

    Los encuestados tienen una imagen mayoritariamente negativa en torno a diversos asuntos, como por ejemplo las reformas aprobadas (como es el caso de la energética). Son mayoría las opiniones de que es necesario cambiar el rumbo de la labor gubernamental y de que los problemas del país están rebasando al Presidente. También se observan bajos puntajes en lo que a generación de expectativas positivas y un aumento significativo de las negativas.

     

    En lo que va del sexenio de Enrique Peña Nieto, la preocupación por la inseguridad y la violencia ha cedido terreno a las relacionadas con lo económico (la falta de empleo, la insuficiencia del ingreso, deudas, etc.). Por supuesto, ello no es señal de que la inseguridad no sea ya motivo de preocupación para la ciudadanía, sino tan sólo que ha dejado de ser la principal de las inquietudes.

     

    Las encuestas constituyen un primer acercamiento al balance que hace la población encuestada en torno a las reformas que se aprobaron durante la presente administración. Algunas de ellas son motivo de un masivo rechazo, como es el caso de la reforma hacendaria; otras, como la educativa y las aprobadas en materia de telecomunicaciones, son mejor vistas por un amplio porcentaje de la población, de acuerdo con los datos de la encuesta difundida por Parametría.

     

    Conforme a esta encuesta, 44% de los encuestados considera que la reforma educativa los beneficiará, mientras que 29% piensa que les será perjudicial. En el otro extremo, se encuentra la opinión en torno a la reforma hacendaria, pues sólo 21% considera que se beneficiará de ella, mientras que 53% indica que les será perjudicial.

     

    La reforma energética no figura entre las que menor aceptación produce, toda vez que 34% considera que se beneficiará de ésta, por 46% que sostiene que les será perjudicial y 10% que afirma que ni lo uno ni lo otro.

     

    Las encuestas muestran un cierto pesimismo por parte de la ciudadanía, especialmente en materia económica y de combate a la inseguridad pública. A dicho ánimo contribuyen las constantes malas noticias en torno, por un lado, a la precaria situación económica: bajo crecimiento, desempleo, etc.

     

    En materia de seguridad pública, se han dado a conocer algunos datos que muestran mejoría en la disminución de la violencia y de algunos delitos. El presidente Peña Nieto ha sostenido que en los primeros siete meses del año se registraron 27.8% menos homicidios dolosos en comparación con el mismo periodo de 2012, mientras que en el caso de secuestros y extorsiones en los primeros sietes meses de 2014 se ha reducido en 6.8% respecto del mismo periodo de 2013, al tiempo que se ha logrado la captura de 84 de 122 de los delincuentes más buscados.

     

    Con relación a lo económico, lo que es claro es que ha llegado ya el momento de que el gobierno ponga en marcha una estrategia agresiva de reactivación económica, sobre la base de la mejoría en la recaudación y el endeudamiento que se aprobó. A pesar de todo, el gobierno federal podría no ver buenos resultados de las reformas y de un eventual programa de reactivación económica debido a la inminencia de los comicios, lo que podría afectar al PRI en las elecciones.

     

    Es indispensable una estrategia de alto impacto. En tal sentido, quizá valdría la pena que el gobierno federal se convierta en el “verdugo” de los abusos de una clase política que muchas veces tiende a la rapacidad. Por ejemplo, proponer una serie de reformas que obliguen a los congresos, federal y estatales, a transparentar sus gastos y a evitar los sobrepagos de los legisladores. De igual forma, acotar el fuero de los legisladores sería bien visto.

     

    Incluso podrían proponerse algunas modificaciones a las competencias de la Comisión Nacional Anticorrupción (que espera su aprobación), que permitan sancionar los abusos y acabar con todos los gastos excesivos de los legisladores (autos, viajes, fiestas, bonos especiales por hacer su trabajo, etc.).

     

    De igual forma, debería lanzarse una batida contra la corrupción, castigando casos ejemplares que han dejado en la sociedad la idea de que han quedado impunes. Es decir, una vasta campaña contra abusos, excesos y corrupción.

     

    Si bien los ahorros por dicha vía serían marginales, lo cierto es que la ciudadanía vería con muy buenos ojos un esfuerzo por detener y sancionar los continuos excesos que se cometen. Una de las cosas que más enoja a la sociedad es la imagen de la impunidad de la que gozan los integrantes de la clase política.

     

     

  • AHORA RESULTA QUE  LOS IMPRODUCTIVOS  SON LOS TRABAJADORES
    AHORA RESULTA QUE LOS IMPRODUCTIVOS SON LOS TRABAJADORES

    El debate  sobre el aumento a los salarios míseros se ha convertido en una discusión de sordos y fatalmente en un tema electoral y que  siendo un asunto muy complejo, demagógicamente el PAN pretende  sea dirimido   mediante una  consulta ciudadana (¿)

    Es obvio que ninguna persona en su sano juicio puede estar en contra de que se eleven las percepciones de los trabajadores, sobre todo en un país en el que  el 50% de su población se encuentra en niveles de pobreza.

    Precisamente por ello, la  debilidad del mercado interno es  uno de los principales problemas a que se enfrenta el desarrollo económico del país y esto es provocado por la baja participación de la masa  salarial en la demanda total, que a su vez es el resultado de una injusta distribución del ingreso, la debilidad del mercado interno es una de las causas fundamentales del bajo crecimiento del PIB, el problema no es sólo de ética social sino también de estricta necesidad económica.

    De nada servirán las grandes y muy necesarias reformas estructurales, si no se acompañan de una política de distribución del ingreso y fortaleza del mercado interno, por eso los empresarios de Durango se deben “poner las pilas”, ya que es muy bueno que aumente el número de altas de trabajadores en el IMSSS, pero sería también   importante si aumenta el número de patrones inscritos  en el mismo. Recientemente  la COPARMEX  local declaró (en este medio periodístico)  que los salarios “solo pueden elevarse si se incrementa la productividad”, como si la productividad de una empresa  dependiera de los trabajadores.

    Lo anterior es un absurdo, la productividad de una empresa depende fundamentalmente de la tecnología aplicada, de la intensidad del capital, de la organización de la producción, de su capacidad de innovación y de la capacitación que se  les dé a sus trabajadores.

    En el estado, y en general en el país,  la mayoría de las empresas buscan aumentar su productividad en base a comprimir los  salarios, por eso  las del exterior instalan   maquiladoras en México. Mano de obra calificada y productiva existe en el estado, pero los empresarios sólo les ofrecen salario mínimo, por eso el gran éxodo de profesionistas,  técnicos y universitarios 

    Que los empresarios (COPARMEX) digan  a los obreros, que aumentarán su salario  si aumenta la productividad ( ¿de quién?), es producto de su ignorancia o perversidad, bajen ellos sus utilidades o asuman su responsabilidad empresarial con eficiencia, tecnología , organización y capacitación del personal,  que permita realmente aumentar la productividad de sus empresas  y no se instalen el cómodo expediente de mantener bajos los salarios.

    La productividad es el resultado de correlacionar, ( a nivel de costos),  los insumos que intervienen en la producción; materia prima, energía, mano de obra y tiempo, lo que  nos da el costo del producto final, y si a éste le agregamos la utilidad que pretende el empresario, obtenemos el precio de mercado.

    Queda pues claro que  la productividad es fundamentalmente una responsabilidad de los empresarios y de ninguna manera  exclusiva de los trabajadores,  es tan importante este concepto de productividad que  determina, junto con otros factores monetarios,  la paridad del peso frente a otras divisas.

    Otro fenómeno relacionado con el tema, es que la actividad económica  local generalmente se realiza  en los sectores  primarios de baja productividad relativa, como la agricultura, ganadería, silvicultura, alimentos y servicios personales, pequeñas industrias y muy pocas  manufacturas , en fin parece un circulo vicioso; no se instalan empresas en Durango porque no existe mercado interno y no existe mercado interno porque no existen empresas remuneradoras y por otro lado no se ha encontrado un nicho de productos para la exportación . Crecen los grandes centros comerciales en atención a que  captan la elemental demanda por artículos de primera necesidad, principalmente generada por la derrama de recursos  del gobierno  local y las participaciones y programas sociales  Federales, no por una  sana economía.

     

     

     

     



Videos


bullying.jpeg

TV-ERH-PAG-GRR.png


Facebook



Twitter