LIBROS-BULLYING-VP-2222.png


Consultoria

  • Chismes ingenuos: De Gustavo Madero, de EPN, de Gabino Cué y más
    Chismes ingenuos: De Gustavo Madero, de EPN, de Gabino Cué y más

     

    • Que a pesar de que Gustavo Madero anda diciendo que los panistas arrestados en Brasil y los legisladores filmados en una fiestecita no mermarán las expectativas de votación del PAN, lo cierto es que andan muy preocupados los azules porque todavía no se ha dado a conocer todo lo sucedido en la mencionada pachanga… ya veremos.

       

    • Que algunas agencias del gobierno norteamericano presionan porque no están conformes con la versión del gobierno mexicano de que el ataque a dos agentes de la CIA, ocurrido en 2012, fue sólo una malentendido. Exigen que se investigue el nexo de los 14 agentes federales que dispararon con alguno de los cárteles.

       

    • Que el escándalo provocado por el derrame de químicos sobre los ríos Sonora y Bacanuchi, que ocasionó un ecocidio en la región, ha fijado la atención de los medios nacionales e internacionales sobre el descuido con que actúan las empresas en México con relación al medio ambiente. No hay que perder de vista esto porque, dicen, el mayor depredador del ambiente es nada menos que Pemex.

       

    • Que el hecho de que las entrevistas y encuentros del presidente Peña Nieto con periodistas no hayan tomado en cuenta a la segunda mujer más poderosa en el país, Carmen Aristegui, la tiene muy molesta. Habrá que ver si Los Pinos rectifican. Por cierto, ¿qué hacía Lili Téllez en esos encuentros? Como dicen, es pregunta.

       

    • Que el PRI no se quiso quedar atrás y ha propuesto una consulta popular para preguntarle a los ciudadanos si quieren reducir el número de diputados y senadores. Hay más de uno que se pregunta en que está pensando el tricolor con una pretendida consulta popular, porque difícilmente tendrá tiempo para juntar el millón 600 mil firmas para antes del 15 de septiembre. ¿O fue ocurrencia para distraer?

       

    • Que el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, atrapado entre dos fuegos, por un lado la Sección 22 y por otro el gobierno federal, decidió de plano pedir ayuda a Los Pinos, que prestos enviaron a Luis Miranda. Sin embargo, más de uno sugiere que lo que hizo Cué fue emboletar al gobierno federal para que sea la instancia que cargue con la bronca de los rebeldes maestros de la CNTE.

     

  • Chismes ingenuos: ¿ahora sí se va Eruviel?
    Chismes ingenuos: ¿ahora sí se va Eruviel?

    La videoteca de La Tuta en manos de un alto funcionario federal/ ¿y si pierde la consulta la izquierda?/ AMLO se sube al tema de los salarios mínimos/ vientos de guerra en el PAN/ de nuevo Víctor Romo en problemas por la Rotonda

     

    Que el nuevo brote de violencia en el Estado de México tiene preocupado a Eruviel Ávila. Dicen por ahí que nomás no puede con el paquete y que a la mejor resultaría ser un buen secretario de Educación. A saber.

     

    Que la acusación de que el gobierno federal tiene la videoteca de La Tuta en sus manos y que la está usando políticamente levantó sospechas entre los encargados de la seguridad. Que más de uno parece dispuesto a señalar al tenedor del material.

     

    Que ante el riesgo de que la izquierda pierda la consulta sobre energéticos (en caso de que la SCJN diga que va), ya hay voces que aconsejan a López Obrador y a Zambrano que mejor ni se metan en eso, que se vayan por la desobediencia civil, los bloqueos a las empresas privadas y ¡hasta tomar gasolineras para dar el combustible gratis!

     

    Que cada día se hace más bolas el gobierno federal con el tema del salario mínimo. Ya no sólo tiene enfrente a Madero, Mancera y el PRD, sino que ahora se subió MORENA en voz de Martí Batres.

     

    Que cada día se confirma más la versión de que la difusión del video que estelariza el moches Villarreal es fuego amigo y que tiene por objeto presionar para que Madero y su grupo no se agandalle las candidaturas que vienen. ¿O a poco creen que la reaparición de Felipe Calderón fue casualidad?

     

    Que el delegado de Miguel Hidalgo, Víctor Romo, ya creía que había librado el escándalo por la fiestecita en la Rotonda de las Personas Ilustres, pero resulta que se han robado rejillas de bronce y de plata del lugar y ahora le pedirán cuentas de nuevo, pero de cosas más graves. La PGJDF ya investiga.

     

  • Triunfo de Peña Nieto, ¿La Izquierda guarda fuerzas?
    Triunfo de Peña Nieto, ¿La Izquierda guarda fuerzas?

     

    La aprobación de las leyes secundarias en materia energética, se concebía como el momento cumbre y más álgido del debate relacionado con las reformas estructurales aprobadas durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto.

     

    Se preveía que la oposición emprendería una dura campaña, a través de protestas multitudinarias; que habría una incisiva resistencia al interior y en las inmediaciones de los recintos legislativos para generar un ambiente adverso a las discusiones; que los liderazgos opositores como Andrés Manuel López Obrador, por un lado, y Cuauhtémoc Cárdenas, por el otro, se harían protagonistas y buscarían encabezar los ánimos populares contra las reformas.

     

    Nada de eso sucedió. Incluso llama la atención lo fácil que resultó superar algunos de los puntos que lograron generar cierta polémica. Tal es el caso del que se comenzó a manejar como el pemexproa, el cual aparecía como la última posible gran bandera opositora a las reformas en materia energética.

     

    Tampoco esto causó mayor problema. Se aprobaron las modificaciones a las leyes de Petróleos Mexicanos y Comisión Federal de Electricidad para facultarlas (ya como empresas productivas del Estado) para utilizar sus excedentes, y así cubrir los pasivos laborales de corto y largo plazo de pensiones y salud.

     

    La apuesta opositora de la izquierda luce desdibujada y dividida, débil en el contenido de sus críticas, incluso desinformada. Débil también en la fuerza de sus protestas. A la protesta más fuerte contra las leyes secundarias asistieron más de siete mil personas, pero no provino de los partidos (MORENA y PRD) sino de organizaciones campesinas como la Centra Cardenista y El Barzón.

     

    En realidad, no fueron protestas contra las leyes en general sino contra dos aspectos de las mismas: el riesgo de desplazamientos de ejidos y comunidades asentadas en potenciales yacimientos y el uso extensivo del agua por el fracking.

     

    Un buen número de analistas aseguran que tanto MORENA como el PRD guardan el tema para el año próximo, en el que harán campaña electoral bajo la bandera de la consulta popular sobre la propiedad del petróleo. En caso de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) descalifique las consultas, de cualquier manera es lógico suponer que harán campaña con base en la “traición” del gobierno peñista, el PRI y sus aliados (PAN, PVEM y Panal).

     

    No obstante, cabe preguntarse si este “guardar fuerzas” no significa otra cosa, por ejemplo debilidad política. Si bien es cierto que la nueva legislación en materia de energía es un cambio radical en el camino seguido en más de 70 años, lo cierto es que el tema no levantó mayor interés en la ciudadanía en general.

     

    Los protestantes fueron los mismos de siempre y en el mismo tono y argumentos de siempre. Las encuestas recientes levantadas sobre el tema señalan un profundo desconocimiento que puede ser interpretado como desinterés, lo que va en detrimento de los partidos opositores.

     

    Esta aparente debilidad de la izquierda podría tener causas más profundas. Desde hace años, el PRD está en una crisis a todos los niveles. Carece de proyecto de nación, no termina de abandonar el nacionalismo izquierdista ni adopta del todo los preceptos socialdemócratas. A su interior, es un conjunto de tribus con intereses varios y, lo más grave, no ha podido generar figuras que resulten atractivas para el electorado.

     

    Curiosamente, MORENA no tiene ese problema,  su ideología es anticuada, pero clara; no hay disputas a su interior y el liderazgo de AMLO le permitirá ser la figura a votar  en las elecciones de 2015. De alguna manera, él será el candidato de todos los distritos y puestos. Probablemente, este partido será el que mejor capitalice la lucha contra la privatización del petróleo.

     

    En el momento cumbre que el presidente Peña Nieto promulgue las leyes secundarias que completan la reforma energética, la izquierda deberá reflexionar si está en condiciones de ganar una consulta popular o simplemente es otro invento.

     

     

     

  • Chismes Ingenuos: Salario mínimo; ¿se va Neme luego del escándalo IAVE?...
    Chismes Ingenuos: Salario mínimo; ¿se va Neme luego del escándalo IAVE?...

     

    Salario mínimo; ¿se va Neme luego del escándalo IAVE?; un bono bien bonito para los diputados que aprobaron las leyes energéticas; Rodrigo Vallejo a la cárcel, ¿cuánto durará ahí?; ¿Quién ganará la presidencia del PRD, Cárdenas o Navarrete?; el mérito de las reformas

     

    - Que el gobierno federal trata de parar la discusión sobre los salarios mínimos, pero ya no estamos en los tiempos en que Los Pinos decidían de qué se hablaba y de que no. Mancera y Madero, cada uno por sus propias razones políticas, van con todo en el tema. La verdad es que los argumentos de la Secretaría del Trabajo para no entrarle a la discusión están para llorar.

     

    - Que luego del escándalo de la tarjeta IAVE, el titular de CAPUFE, Benito Neme, fue al Congreso a decirle a los senadores que él no fue, fue teté. Es decir, que las dos empresas fueron las culpables, como si la dependencia que encabeza no tuviera que supervisarlas. Por si fuera poco, ya andan diciendo que el presidente Peña Nieto está en el negocio del cambio de empresa encargada de la IAVE. A otros personajes un error de esta magnitud les costó la chamba. Y a Neme, ¿cuándo?

     

    - Que tremendo golpe les puso el diputado Ricardo Monreal al denunciar que la Cámara de Diputados les había dado un bono bien bonito por aprobar las leyes secundarias en materia energética. El golpe fue tal, que hasta el senador Jorge Luis Preciado (PAN) ya lo denunció. En total, se dice que les dieron a los diputados 129 millones de pesos por dicha aprobación, más de 250 mil por cabeza. Las explicaciones del área de Administración de la Cámara nomás no convencen.

     

    - Que Rodrigo Vallejo Mora se va a la cárcel es noticia vieja. El delito es encubrimiento, catalogado como leve, pero los jueces no le concedieron libertad ni amparo. El problema es si la PGR podrá probarle algún otro delito, de lo contrario el hijo del exgobernador michoacana saldrá antes del año. A ver si ahora sí la PGR lo logra.

    - Que ahora que el Ing. Cárdenas dice que está dispuesto a competir, Leonel Godoy, un personaje desprestigiado luego de su paso por el gobierno michoacano, les pide a Ebrard y Sotelo que retiren su candidatura para que el duelo sea Cárdenas contra Navarrete. En este duelo, dicen que ganará ¡AMLO!

     

    - Que a pesar de que el PAN grita a los cuatro vientos que el mérito de la reforma energética es suyo, para los del billete, sean nacionales o extranjeros, y para el resto de la clase política y los medios, fue obra de la habilidad política del presidente Peña Nieto y su grupo. Ahora que sacar al país del atolladero económico, esa ya es otra cosa.

     

  • Chismes ingenuos: PGR, Romero Deschamps, AMLO y más.....
    Chismes ingenuos: PGR, Romero Deschamps, AMLO y más.....

     

    PGR confusa: que luego de que apareciera el video del Gerber Vallejo cheleando con La Tuta, la respuesta de la PGR, de la Segob y del comisionado Castillo fue el silencio. Se dice que los altos mandos de la Procuraduría no sabían cómo actuar. Finalmente, fue Murillo Karam, desde Aguascalientes, quien dijo que ya trasladaban al hijo del exgobernador al DF. El pequeño problema es que no era cierto… ¿otra del procurador?

     

    Los dichos de Brown: que cuando el gobernador de California, en visita al Senado mexicano, recomendó mano dura en la relación con las petroleras extranjeras más de un legislador se mostró preocupado. También en el gobierno, algunos se comenzaron a preguntar si los candados serán suficientes para contener a corporativos acostumbrados a pasar sobre las leyes de países tercermundistas.

     

    La sonrisa de Romero Deschamps: que el gobierno federal ha encontrado que la corrupción en el sindicato de los petroleros es más grande de lo que se había imaginado. Esto y el descrédito de la dirigencia y los líos legales que traen en Texas han provocado que en las altas esferas se piense en una solución maestra… ¿o como se le dio a la maestra?

     

    AMLO le mide el agua a los camotes: que las malas lenguas andan diciendo que Andrés Manuel López Obrador y su MORENA no quisieron hacerse presentes durante la aprobación de las leyes secundarias de energía para ver los tamaños del PRD. Luego de ver las pifias y hasta los ridículos de los amarillos, dicen que AMLO sonrió. ¿Será?

     

    ¿Cambios en el Edomex? que de nueva cuenta han arreciado  los rumores de que Eruviel Ávila se va al gabinete federal y que en su lugar llegaría Luis Miranda. Lo temible es que dicen que Ávila no se quedará tranquilo y que es capaz de impulsar a otro partido en el Estado de Peña Nieto… ¿se refieren al partido de AMLO?

     

    Cambios en el gabinete: que algunos altos funcionarios han dicho que los cambios en el gobierno federal ya son urgentes y que los enfrentamientos por algunos temas han arreciado. Por cierto, todas las broncas vienen de personajes oriundos del Estado de México.

     

  • Chismes Ingenuos 24-VII-14
    Chismes Ingenuos 24-VII-14

     

    - Que en el PRD están seriamente preocupados por la amenaza que representa MORENA. Según algunas encuestas, el mordisco más grande será en el DF y en especial en la delegación Iztapalapa. Se dice que volverá a gobernar… ¿ya adivinaron?, alguien con las iniciales CB.

     

    - Que en este punto, ni siquiera Bejarano sabe bien a bien quienes de los que ahora se dicen soldados de sus filas están haciendo un doble trabajo. Llegado el momento, se podrán ver en las listas morenistas a fieles (hasta ahora) integrantes de la corriente que conduce el profe.

     

    - Qué quedaron engañados y ofendidos los ardientes defensores de Mamá Rosa por el cúmulo de irregularidades y atrocidades cometidas en el albergue la Gran Familia. Ahora, algunos han reculado, pero otros prefieren seguir engañados.

     

    - Que al gobierno federal se le hizo bolas el engrudo en el caso de la Mamá Rosa ya se sabe, pero que las metidas de pata de la PGR ya tienen cansado a más de uno en las alturas… ¿huele a embajada la PGR?

    - Que MORENA y el PRD quedaron impresionados de la marcha campesina para demandar apoyos para el campo y en contra de algunas partes de las leyes energéticas. Hasta ahora ha sido la muestra de repudio más importante en contra de la nueva legislación… ¡y no vino de los partidos de izquierda!

     

    - Que la marcha también hizo mella en el PRI. Se dice que cuando se discutan en el Plena de la Cámara de Diputados las leyes secundarias, se adecuará lo tocante a la propiedad ejidal y campesina. Para dar seguridad a las organizaciones ante la voracidad de las empresas.

     

    - Que una vez que se aprueben las leyes energéticas y el presidente Peña Nieto regrese de sus vacaciones, se harán una serie de cambios… pero contra el deseo de panistas y perredistas, no serán por el rumbo de desarrollo social.

     

  • Michoacán estancado
    Michoacán estancado

    La esperada renuncia de Fausto Vallejo al gobierno de Michoacán y el nombramiento del doctor Salvador Jara Guerrero como gobernador sustituto parecen haber perdido importancia, al menos en el acontecer nacional. ¿Es positivo o negativo esto? Ya se verá. A veces la ausencia de noticias es una buena noticia.

     

    El nombramiento de Jara fue un acierto. Se trata de un personaje con credibilidad, alejado de la clase política. El nuevo gobernador no sólo contó con el apoyo  formal de todas las fracciones parlamentarias representadas en el Congreso de Michoacán, sino también con la aceptación política de los partidos, de los grupos sociales y económicos más importantes y de algunos de los personajes más destacados del estado, como Silvano Aureoles y Luisa María Calderón. 

     

    Hasta ahora, el nuevo gobernador Jara Guerrero ha mantenido un perfil discreto, natural en estas primeras semanas, pero lo cierto es que no podrá seguir mucho tiempo así. Además de elegir un nuevo gabinete, tendrá que “limpiar” la administración estatal de toda presencia sospechosa, algo que no le será fácil. Otra de las tareas a realizar es la renovación de la policía estatal, acción que dejó incompleta Vallejo. 

     

    Jara Guerrero deberá desarrollar una presencia política y mediática más clara y con mayor participación que la que tenía Vallejo. Debe disociar su imagen de la idea de que es un personaje de relleno que impuso el gobierno federal.

     

    El segundo tema relevante en la entidad es el arresto de Manuel Mireles Valverde, exvocero de los grupos de autodefensa (GA), y de varias decenas de sus partidarios. Sin duda, las constantes transgresiones a los acuerdos firmados y la violación sistemática a la ley por parte del doctor Mireles ameritaban su detención, pero esta ha sido manejada con torpeza y alevosía. 

     

    En primer lugar, su detención no ocurrió en flagrancia, sino cuando se encontraba comiendo y desarmado. Hay evidencias firmes que sugieren que se le privó de medicamentos que le son necesarios y que se le aisló de su abogada, una práctica común en la era de Calderón que parecía haber desaparecido, entre otras violaciones a sus derechos humanos. 

     

    Mediáticamente, la causa del doctor Mireles ha ganado hasta ahora debido a estas situaciones y a la torpeza declarativa del comisionado Castillo, quien aseguró que su arresto se debió al hecho de que “desafió al Estado” y que el acusado debía probar que no tenía armas y droga. 

     

    Por supuesto, no es un delito “desafiar al Estado”, cualquier cosa que eso signifique, y es el Estado el que debe probar la culpabilidad de los acusados. Parece claro que la personalidad del comisionado Castillo parece contrapuesta a la de Mireles. Esto no es deseable en un funcionario de su rango. Tal vez es hora de un relevo en el cargo.

     

    Hasta ahora, la defensa del doctor Mireles ha sido básicamente mediática. Los bloqueos, protestas y movilizaciones a su favor no han sido numerosos ni radicales. Los apoyos de figuras importantes en el escenario público (Andrés Manuel López Obrador, el padre Solalinde, Javier Sicilia) han sido testimoniales, sin mayor trascendencia. La marcha en favor del doctor que se llevó a cabo en el DF el 5 de julio, sólo pudo reunir a un centenar de personas, cuando mucho.

     

    Más allá de estos hechos, hay otros temas temas de mayor profundidad. Uno de ellos es el estancamiento de la acción federal en la entidad. y la recurrencia Sin duda, se han dado golpes demoledores a los CT, pero aún falta la captura de Servando Gómez, alias La Tuta, y aprehender a los cabecillas de mediana importancia. De igual manera, no se vislumbra una fecha para la salida del gobierno federal de la entidad y cabe preguntarse cuáles fuerzas policíacas estatales se harán cargo de la seguridad y cuándo. 

     

    La limpia de los cómplices de los CT en los gobiernos se ha detenido, luego del arresto del exsecretario general de gobierno Jesús Reyna y algunos funcionarios municipales. Es difícil creer que el poderío del cártel michoacano descansaba sólo en este puñado de funcionarios. ¿Cuál es el problema de no seguir con la limpieza? Uno muy grave: que las redes pueden refuncionalizarse. 

     

    Por otra parte, el eje de las acciones federales en la entidad no sólo descansaba en la parte policíaca, sino también en las tareas sociales y económicas tendentes a restaurar el tejido social. Esto se engloba en el llamado Plan Michoacán. Pero éste parece marchar lento. Sólo cuando acude el presidente Peña Nieto a la entidad se informa de algunos avances.

     

    Por otro lado, la violencia no cesa en la entidad. Cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) publicaron (El Universal, 28 de junio) que los homicidios dolosos en Michoacán se habían incrementado de enero a mayo del 2014 con relación al mismo periodo de 2013: de 327 a 464, es decir, un aumento del 41%. 

     

    La respuesta del comisionado Castillo fue negar la realidad y aducir que ahora las personas tenían más libertad para  hacer denuncias. Un discurso típico de la era Calderón y que normalmente no es usado por  administración peñista.

     

    Todo esto parece indicar que el proceso de pacificación y reconstrucción del tejido social y de las instituciones, se ha estancado, lo cual es grave. Analistas como Eduardo Guerrero señalan este estancamiento en términos de la entronización de grupos armados (policía rural, CT, gobierno federal, otros cárteles) que se han repartido las regiones michoacanas.

  • Leyes Secundarias, ¿Hay que pensar en un Plan “B”?
    Leyes Secundarias, ¿Hay que pensar en un Plan “B”?

    Telecomunicaciones y energéticas son esenciales para el proyecto de Peña Nieto. Si las reformas no llegan a término, el equipo de Los Pinos no parece tener un plan B. La aprobación de las leyes secundarias se ha aplazado más de una vez. Ya junio se fue y la idea de que la primera quincena de julio saldrá al menos la normatividad en materia de telecomunicaciones se tambalea.

     

     

    El presidente Peña Nieto debe llegar al informe de gobierno con las leyes aprobadas en términos suficientes. Esto mostrará al mundo que su proyecto es viable, dará certidumbre a sectores económicos nacionales y extranjeros y podrá dedicar el resto del sexenio a consolidar los cambios logrados.

     

     

    El problema central del procesamiento de estas leyes es que las negociaciones son inestables en forma y tiempos. El PAN ha buscado hacer valer su condición de actor imprescindible para la aprobación de las leyes energéticas, promoviendo la incorporación de algunos puntos de su agenda en los dictámenes y condicionando su apoyo a la aprobación de la reforma política-electoral en las entidades que celebrarán elecciones el año entrante.

     

     

    El cálculo político del PAN pasa por posicionar su imagen, en especial la de Gustavo Madero, entre militantes y posibles votantes. Su objetivo es mostrar que las leyes energéticas y de telecomunicaciones son fruto de su agenda y que los cambios a las propuestas del ejecutivo “mejoraron” las iniciativas. Madero puede estar soñando con la candidatura panista a la presidencia en 2018, lo que lo convierte en un interlocutor complicado.

     

     

    Hasta ahora, ninguna de las demandas planteadas por el PAN resultan insalvables, pero hay dos que pueden causar problemas: primero, los congresos locales no parecen comprometidos a adecuar sus legislaciones estatales a la ley federal. Si en estados donde el blanquiazul es altamente competitivo, como Baja California Sur, Michoacán, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí y Sonora no se dan los cambios, Madero podría decidir posponer hasta después del 1 de septiembre el sentarse a la mesa de negociación en materia energética.

     

     

    En segundo lugar, el gobierno federal no puede cederle al PAN modificar sustancialmente la reforma fiscal aprobada el año pasado. Hasta ahora, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, ha rechazado tajantemente esta posibilidad, pero la necesidad puede obligar al ejecutivo a moderar partes de dicha reforma.

     

     

    Por ahora, ni el PRD ni MORENA son un problema. El primero ha logrado obstaculizar el funcionamiento de las comisiones, pero nada más. Ambas organizaciones apostarán  por la movilización popular. El problema para las dos es su desunión y rivalidad, lo que puede llevarlos a una derrota que desde ya podríamos calificar de predecible.

     

     

    Por su parte, grupos empresariales han aumentado las presiones sobre el PAN, llamándolo a que no obstaculice el proceso de revisión, adecuación y aprobación de las leyes energéticas. Este partido puede ser especialmente sensible a estas presiones, pero es claro que su interés supremo es posicionarse rumbo a las elecciones del próximo año.

     

     

    Por otro lado, el procesamiento de las leyes secundarias en materia de telecomunicaciones está teniendo una ruta distinta, toda vez que en este caso el interlocutor del gobierno federal y el PRI podría ser el PRD. Con este acercamiento, se podría resolver el conjunto de duros señalamientos que diversos actores hicieron a la propuesta presentada por el ejecutivo federal.

     

     

    En el PAN, las divisiones respecto a los contenidos de la ley de telecomunicaciones se han mantenido. Las posiciones que mantienen los maderistas y corderistas están representadas por Javier Corral y Javier Lozano, respectivamente. Finalmente, el propio Gustavo madero ha fijado su posición personal, pero dejando en libertad a sus legisladores para votar a favor o en contra del proyecto del ejecutivo federal.

     

    El PRD asume, con algo de razón, que la posición de Madero es una especie de “lavarse las manos” para deslindarse de la responsabilidad de que sea aprobada una propuesta que ha sido muy criticada y calificada de anticonstitucional.

     

     

    Hasta el momento, el gobierno del presidente Peña Nieto se ha distinguido por dos características en lo que toca a las propuestas de reformas y leyes secundarias: el consenso y la flexibilidad. En efecto, el gobierno federal ha sido flexible para modificar sus propuestas cuando así lo ha ameritado la situación. Complementariamente, ha buscado los más amplios consensos con los partidos que formaron parte del Pacto por México.

     

     

    Sin embargo, el tiempo y la falta de estabilidad en las negociaciones se están convirtiendo en un problema central. Por certidumbre política y económica cada día es más urgente encontrar un camino para desatorar ambos juegos de leyes.

     

     

    Ante esto, el gobierno federal podría optar, con ayuda del PRI, el PAN, el PVEM y el Panal, por sacar adelante un periodo extraordinario para los primeros días de julio y aprobar la propuesta del ejecutivo federal en telecomunicaciones haciendo algunos cambios menores y echando por la borda lo avanzado con el PRD.

     

     

    Este escenario significaría la marginación del Sol Azteca y de la opinión de muchos de los expertos en el tema. Por supuesto, el PRI y los legisladores panistas que acompañaran la propuesta tienen los votos necesarios para lograr este propósito y de esta manera tratar de minimizar la molestia de los llamados “poderes fácticos”, desatada desde los cambios constitucionales.

     

     

    Sin embargo, un triunfo numérico no significa un triunfo político. Si no hay cambios radicales en el texto del ejecutivo, se perdería la oportunidad de amarrar las manos de estos poderosos sectores y la ansiada inversión en la materia podría no ser del tamaño al que se aspira.

     

     

    En materia de leyes energéticas, el gobierno federal y el PRI están en manos del PAN, tanto en los tiempos de discusión y aprobación como en los contendidos. En este punto, el gobierno federal deberá ser muy hábil para lograr sacar lo mejor de su propuesta, sin ceder demasiado al blanquiazul. En estas leyes el tema central es transparencia y prevención contra la galopante corrupción que se práctica en México. Por desgracia, ningún partido parece estar muy preocupado por esto.  

     

    Aunque todavía hay tiempo para la negociación y aprobación de las leyes secundarias, no estaría mal comenzar a pensar en un plan B. Por si acaso.

     

  • Grandes empresas (y el PAN) van contra la Reforma Fiscal
    Grandes empresas (y el PAN) van contra la Reforma Fiscal

    Es un hecho que la aprobación de la llamada Reforma Fiscal del año pasado causó molestias a grandes capitales y agentes políticos. Se esperaba que en alianza con el PAN el gobierno de Peña Nieto propusiera un IVA a alimentos para obtener recursos. En vez de eso, se alió con un sector del PRD para sacar adelante una reforma fiscal que afecta a quienes más ganan y en algunos aspectos a quienes consumen alimentos ricos en azúcares.

     

    Con este antecedente, hay que señalar que los primeros cuatro meses del año han sido malos en el terreno económico. El pasado 23 de mayo el INEGI confirmó esta situación, al reportar que durante el primer trimestre la economía había avanzado 1.84%  respecto de igual lapso de 2013.

     

     

    Pocas horas después del comunicado del INEGI, tocaba el turno al subsecretario de Hacienda Fernando Aportela, quien en conferencia de prensa notificó el nuevo pronóstico de crecimiento para  la economía mexicana durante 2014: de 3.9%  al inicio de año, se redujo a 2.7%.

     

     

    Aportela aseveró que la economía mexicana fue golpeada en el primer trimestre del año por la débil evolución del mercado de Estados Unidos y el alza de impuestos aprobados por la reforma fiscal de 2013. El gobierno admitía que la inflación resultante de la reforma fiscal era parte del problema, pero subrayó su efecto temporal.

     

     

    Los datos y la admisión de que la reforma fiscal había impactado en la inflación, sirvieron para que organizaciones empresariales, organismos del sector privado y el PAN se montaran en una campaña de baja intensidad contra dicha reforma y haciendo hincapié en la necesidad de modificarla.

     

     

    El gobierno ha intentado detener el golpe con una narrativa que apuesta a prometer un mayor crecimiento para el segundo semestre del año y a señalar que a finales del sexenio se podría estar creciendo a tasas cercanas al 5%. Esta narrativa ha sido recibida con escepticismo.

     

     

    El fantasma de la recesión económica ronda (y molesta) al gobierno federal. El 28 de mayo, Carlos Capistrán, economista en jefe de Merrill Lynch para México, aseguró que la economía mexicana todavía estaba en recesión. Ese mismo día, la prensa resaltó una declaración de Eduardo Sojo, cabeza del INEGI, quien subrayó que la economía mexicana no estaba en recesión, sino que estaba estancada. Es decir, “estancada” era un eufemismo. Por supuesto, el gobierno federal salió a medios a insistir en que no había tal recesión. De nuevo Luis Videgaray en el ojo del huracán.

     

     

    En esta andanada contra la Secretaría de Hacienda, desde el 29 de mayo el PAN y los empresarios han dirigido sus baterías en contra de la reforma fiscal del año pasado. El momento les es propicio, pues pronto el Legislativo y el Ejecutivo iniciarán los trámites para definir el paquete presupuestal y fiscal para el 2015.

     

     

    No hay duda de su intención. El propio Gustavo Madero, presidente nacional del PAN, ha señalado que antes de votar las leyes vinculadas a energía, indispensables para el proyecto sexenal de Peña Nieto, pretende modificar las partes que les parecen más gravosas de la reforma fiscal. El gobierno federal, en boca del propio Luis Videgaray, ha descartado cambios mayores en la reforma fiscal y ha rechazado poner IVA en alimentos. Sin embargo, este fue apenas el primer round.

     

     

    En el “Reporte sobre las economías regionales: enero-marzo de 2014”, del Banco de México, se indica que el alza de impuestos que entró en vigor en enero pasado, combinada con la crisis por la que atraviesa el sector de la construcción y un bajo nivel de gasto público a escala local provocaron que el lento crecimiento de la economía que caracterizó el final de 2013 se extendiera a los primeros meses de este año.

     

     

    El margen de operación política del gobierno federal está vinculado a los resultados económicos que sea capaz de alcanzar en el segundo semestre del año y de la forma en la se aprueben y apliquen las leyes secundarias de las reformas en telecomunicaciones y energía.

     

     

    Un buen segundo semestre le daría espacio al gobierno federal para no revisar de manera importante la reforma fiscal ni cambiar su posición sobre el IVA. Malos o mediocres resultados económicos podrían orillar al gobierno a revisar su posición sobre el IVA en alimentos y modificar la reforma fiscal.

     

     

    El terreno está delimitado en lo económico y lo político. Hace falta conservar la alianza del año pasado con el PRD y buscar mejores resultados económicos. El gobierno federal no tiene de otra.

     

  • ¿Es preocupante la popularidad del presidente Enrique Peña Nieto?
    ¿Es preocupante la popularidad del presidente Enrique Peña Nieto?

    Con todo y la desconfianza que existe hacia las encuestas no tenemos otra forma mejor de acercarnos a la realidad de la popularidad de los políticos. Las encuestas miden momentos y situaciones concretas, también gestos, discursos e imágenes. Son fotografías, no películas.

     

    Hay situaciones en las que resulta evidente que las encuestas están midiendo con fidelidad momentos determinados: el derrumbe de la popularidad del segundo presidente Bush hacia el final de su mandato por el inicio de la crisis recesiva, la baja de la popularidad de Obama por una crisis económica que no lograba controlar, la afectación al candidato Peña Nieto por los hechos de la Universidad Iberoamericana (UIA), etc.

     

    En este último caso,  la crisis peñista de la UIA dañó su imagen en una forma en la que no pudo hacerlo ninguno de sus contendientes. Luego, otros errores de Peña Nieto, como los famosos tres libros, contribuyeron a deteriorar aún más su imagen. 

     

    Desde las primeras evaluaciones realizadas por diversas casas encuestadoras sobre la aprobación ciudadana a la gestión del presidente Enrique Peña Nieto, ha habido una tendencia a la baja; desde entonces hasta ahora, la valoración del quehacer del mandatario ha estado en promedio en un 5 de calificación. 

     

    De acuerdo con los resultados de los sondeos realizados por Mitofsky, El Universal, BGC, Reforma y Parametría, a lo largo del primer año de la nueva administración federal (dic-12 a dic-13), en promedio la aprobación ciudadana del Jefe del Ejecutivo estuvo por arriba del 50%, según se muestra en el siguiente comparativo realizado por Parametría:

    En los primeros meses de ese año (2013), los temas que definieron positivamente la calificación presidencial, fueron la detención de la líder del SNTE, Elba Esther Gordillo, la conformación del Pacto por México, la aprobación de la Reforma Educativa, la captura del líder de los Zetas, Miguel Ángel Treviño, y la presencia de Peña Nieto en Guerrero, para coordinar las labores de apoyos  a los damnificados por las tormentas Ingrid y Manuel.

     

    Sin embargo, en noviembre y diciembre del año pasado comenzó a reflejarse claramente el impacto negativo que provocaron los nuevos impuestos aprobados por la reforma fiscal (31-X-13). Este es un asunto que ha seguido orbitando negativamente en la calificación presidencial, en la medida en que los nuevos gravámenes han afectado la economía de la población en lo que va del 2014.

     

    El otro aspecto negativo para la calificación presidencial, según los pormenores que los encuestadores dan a conocer en los estudios del 2014, es el incremento en la percepción de inseguridad ciudadana, a pesar de que al mismo tiempo se reconocen y evalúan positivamente la captura o abatimiento de capos importantes, como el jefe del cártel del Golfo, Joaquín “El Chapo” Guzmán (24-II-14) y el líder de los Caballeros Templarios Nazario Moreno, “El Chayo” (9-III-14).

     

    De acuerdo a los datos de la tabla, no sólo se mantiene baja la aprobación presidencial, sino que menos de la mitad de los encuestados valora positivamente la labor de Enrique Peña Nieto. A pesar de estos resultados, su administración no tiene problemas de gobernabilidad, tampoco se ve al presidente Peña Nieto en una posición débil. Simplemente, no es un presidente popular. 

     

    Se trata de niveles de desaprobación mayores a los que en su momento tuvieron Vicente Fox y Felipe Calderón. Lo más preocupante: la baja en la aprobación se mantiene constante. ¿Qué tanto afectará esta falta de popularidad a su partido en las elecciones de 2015? Es difícil decirlo, pero una cosa es clara: si no mejora la economía y la percepción de inseguridad se mantiene, esto puede ser crucial en el voto ciudadano.

     

    Un dato positivo es que, en general, los encuestados consideran que el ejecutivo federal aun tiene tiempo para mejorar su gestión. Al tiempo que se aprecian muy favorablemente los golpes contra el crimen organizado.  

     

    Se quiera o no, parte del impacto negativo que muestran las evaluaciones presidenciales puede deberse a una estrategia de comunicación equivocada, que no elabora una narrativa interesante y acertada para explicar y ponderar la importancia de los logros presidenciales, como la captura de capos del narcotráfico o la aprobación de reformas trascendentes, como la de telecomunicaciones. 

     

    Además, el presidente Peña Nieto le habla a los sectores políticos, empresariales o culturales del país, pero no lanza mensajes o una interlocución directa con las mayorías del país.

     

    Es de suponerse que en el segundo semestre de este año se buscará un repunte en la popularidad presidencial sobre la base de las reformas aprobadas y con vistas a las elecciones del 2015. El problema es que el tiempo apremia y las oposiciones parecen cada vez menos favorables a llegar a acuerdos que beneficien al gobierno.



Videos


bullying.jpeg

TV-ERH-PAG-GRR.png


Facebook



Twitter