LIBROS-BULLYING-VP-2222.png


Consultoria

El gabinete de Trump vs México

Escrito por

El gabinete de Trump vs México

Información a cargo del Grupo de Respuesta Rápida

 

Ante los escenarios caóticos que se configuraron para México, una vez iniciada la administración del presidente Donald Trump, el discurso del mandatario y de algunos secretarios de Estado, se ha vuelto benevolente con relación a sus declaraciones en campaña.

 

¿A qué se deben los cambios? Parece que al interior del gabinete del presidente Trump, se han percatado de que golpear a México no es redituable, pues la incertidumbre económica y un cierto enrarecimiento del clima político que en nuestro país generan dichos ataques, han mostrado que son susceptibles de impactar de regreso y negativamente, en las estrategias de la administración estadounidense.

 

Sin embargo, este nuevo tono discursivo no significa que la relación bilateral haya superado las crisis, ya que, como hemos advertido, los momentos álgidos entre ambos países aun están por venir. De otra forma también hemos señalado que Donald Trump acostumbra dirigir su hostilidad hacia México, como un recurso para salir de las complicadas trampas mediáticas en las que suele meterse.

 

En este tenor, basta recordar que en los poco más de tres meses que lleva Luis Videgaray, titular de la SRE en el cargo, ha pasado más por ser un administrador de la situación que un diplomático, preservando el diálogo por encima de acciones concretas que comiencen a dar certidumbre a las acciones del gobierno mexicano, para aminorar los posibles desastres que implican las medidas del gobierno de Trump.

 

Aunado a esto, sería un grave error que el gobierno mexicano confíe en su totalidad de las declaraciones de los funcionarios estadounidenses, dado que la semana pasada, Donald Trump, durante su primer discurso ante el Congreso de su país, reiteró que ya empezó la construcción de su “gran, gran muro” en la frontera sur. Mientras que el 2 de marzo, en entrevista televisiva para el programa Good Morning America, el vicepresidente Mike Pence, aseguró que México pagará por la construcción del muro en su frontera, con lo que el segundo de a bordo en la Casa Blanca, rompía el “acuerdo” hecho por Trump y Peña Nieto de no hablar en público del muro y de su pago.

 

Tambien se advierte que, dentro de la mesura hacia nuestro país, con la que se conduce recientemente el equipo de Trump, no han dejado de circular mensajes –a veces sutiles; otras, no tanto–, en los que se recuerda la posición asimétrica entre México y Estados Unidos.

 

Las siguientes declaraciones son ejemplo de los cambios más llamativos del gobierno estadounidense en los últimos días; pero también, de algunos matices que hay que tener muy en cuenta:

 

El miércoles 8 de marzo, José Antonio Meade, titular de la SHCP, dijo en entrevista para Despierta con Carlos Loret de Mola, que en la primera reunión que tuvo con Steve Mnuchin, secretario del Tesoro de Estados Unidos, se hablaron de temas como la frontera, lavado de dinero y gestión aduanal, pero que no se habló sobre el tema comercial, al señalar que aún no son los tiempos. Asimismo, aseguró que las negociaciones sobre posibles cambios en impuestos se llevarán a cabo después de abril o mayo,

 

Por la mañana de ese día, en entrevista con Bloomberg TV, Wilbur Ross, secretario de Comercio, indicó que las pláticas de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con México y Canadá iniciarán a finales de 2017 y probablemente durarán un año. No obstante, Ross sentenció que el gobierno está abierto sobre si las negociaciones puedan ser trilaterales o bilaterales, pero insistió que tanto México como Canadá, y otros socios, saben que con la administración de Trump deberán de hacer concesiones en comercio.

 

En ese tenor, en una entrevista con la cadena NBC publicada el pasado 3 de marzo, el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross argumentó que uno de los problemas con el TLCAN es que el salario mínimo en México no ha aumentado tan rápido como debería. Ross dijo que “la teoría del TLCAN ha sido (que habría) una convergencia gradual de los estándares de vida entre México y Estados Unidos… Eso en verdad no ha sucedido del lado de México”.

 

 

En tan tanto, el pasado 23 de febrero, Steve Mnuchin, Secretario del Tesoro, aseveró que la administración del presidente Donald Trump, no prevé acciones en el corto plazo para la renegociación del Tratado del Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). 

 

De acuerdo con la Autoridad de Promoción Comercial que rige hoy, la administración de Trump deberá notificar de manera formal al Congreso estadounidense al menos 90 días antes sobre sus intenciones de entrar en negociaciones con México y Canadá sobre el TLCAN, algo que hasta el momento no ha sucedido.

 

Por otro lado, el lunes 6 de marzo, en entrevista para CNN, John Kelly, secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, dijo que está considerando una propuesta para separar a las mujeres y a los niños que cruzan la frontera ilegalmente desde México. Según Kelly, Dichas acciones, en las que se mantendrá a los padres en custodia y a los niños a cargo del Departamento de Salud y Servicios Humanos, buscan desalentar a las familias de realizar la peligrosa travesía para superar la frontera entre México y Estados Unidos.

 

Sin embargo, el 9 de marzo, John Kelly, informó sobre un desplome dramático y sin precedente de 40 por ciento en las aprehensiones en la frontera sur durante los dos primeros dos meses del año, en comparación con el mismo periodo de 2016. Desde que la administración Trump implementó las órdenes ejecutivas para hacer cumplir las leyes migratorias, las detenciones están perfilándose hacia el total mensual más bajo en los últimos cinco años, señaló.

 

En tanto, el pasado miércoles 8 de marzo, Wilbur Ross afirmó, durante una entrevista con Bloomberg, que la renegociación del TLCAN iniciaría a finales de este 2017 y que tardaría aproximadamente un año en concuirse. Las declaraciones del titular de Comercio de EU, contradecían los plazos que previamente había previsto Luis Videgaray, para quien el inicio de las pláticas sobre el acuerdo comercial sería entre junio y julio de este año. La diferencia entre ambos funcionarios no pasó inadvertida para algunos medios y analistas de nuestro país, quienes consideraron que el nuevo anuncio de Ross sobre el tiempo para el arranque de las conversaciones comerciales, representaba un revés para los planes del canciller Videgaray.

 

Un dia después, el titular de la SRE matizó sus consideraciones al respecto, señalando que a nuestro país “le gustaría” iniciar conversaciones formales a finales de junio o principios de julio del año en curso.

 

No obstante, este viernes el Secretario de Comercio estadounidense aseguró, después de reunirse en Washington con su homólogo mexicano, Ildefonso Guajardo Villarreal, que espera lanzar dentro de tres meses las conversaciones formales para renegociar el TLCAN. “Esperemos que en algún momento en el próximo par de semanas emitiremos la carta de 90 días”. 

 

(Bajo la ley que otorga al presidente “autoridad acelerada” -fast-track- en pactos comerciales, Trump debe avisar al Congreso con 90 días de anticipación su intención de revisar un acuerdo existente).

 

En este contexto, Guajardo Villarreal dijo este día que México estaría listo para empezar las negociaciones a finales de mayo y que sólo esperaría a que EU y Canadá terminen sus propios procesos para iniciar las negociaciones.

 

Con estas declaraciones, los funcionarios de México y EU parecen tener coincidencias nuevamente sobre las fechas en que iniciará la renegociación del TLCAN. Sin embargo, hasta que el equipo de Trump envíe el aviso al Congreso de su país, conoceremos realmente el calendario que ellos tienen previsto.

 

Ultima Modificacion: Lunes 13 de marzo 12.16 hrs

send send

Comentarios

Inicio



Videos


IMER--TV-Aurora-Cano.png



Facebook



Twitter